Actualizado 28/09/2011 15:54 CET

Andalucía.- El Hospital Viamed, primer centro privado con autorización para extracción e implante de tejidos y huesos

Fachada Principal Del Hospital Del Grupo Viamed En Sevilla
EUROPA PRESS/HOSPITAL VIAMED/KAKO RANGEL

SEVILLA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla ha obtenido la acreditación del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para la extracción de tejidos osteotendinosos procedentes de donante vivo y para el implante de tejidos óseos-osteotendinosos, córneas y tejidos oculares, membrana amniótica, piel y homoinjertos vasculares.

Con esta autorización, el centro se convierte en el primer hospital privado de Sevilla acreditado para la extracción e implante de tejidos y huesos, técnica de elevado uso en especialidades como cirugía ortopédica, traumatología, ginecología, oftalmología, cirugía vascular, dermatología y cirugía plástica y reparadora, entre otras.

Gracias a esta acreditación, el Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología de este hospital ya puede realizar cualquier técnica quirúrgica que precise de aporte de hueso, como ocurre frecuentemente en los recambios de prótesis.

"Además nos permite realizar la técnica de reparación del ligamento cruzado anterior de la rodilla con injertos de banco, entre otras muchas intervenciones", ha destacado al respecto este miércoles el director médico de este centro, el doctor Fernando Romero Candau.

CONSERVACIÓN SANGRE CORDÓN UMBILICAL

Por otra parte, el Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz también ha obtenido la autorización por parte del SAS para la obtención de progenitores hematopoyéticos procedentes de sangre del cordón umbilical con varios bancos privados.

Gracias a ello, el hospital también podrá ofertar a sus pacientes la posibilidad de conservar las células madre presentes en la sangre del cordón umbilical, un servicio muy demandado en la actualidad entre las pacientes de ginecología.

Su recuperación y conservación ofrece la posibilidad de que en el futuro puedan resultar de ayuda para combatir graves enfermedades que puedan amenazar la salud del niño e, incluso, de otros miembros de la familia, en función del grado de compatibilidad que exista entre ello y las células preservadas.