Actualizado 22/12/2010 19:33 CET

Andalucía.- La Fiscalía de Málaga investiga el fallecimiento de una niña que recibió el alta 3 veces en 48 horas

MÁLAGA, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Málaga está investigando el fallecimiento de una niña de dos años y ocho meses, del municipio malagueño de Cártama, tras recibir el alta tres veces durante las 48 horas previas a su muerte, a causa de una septicemia, una infección generalizada en la sangre provocada por una bacteria.

El 15 de octubre fue la primera vez que su madre, Fanny Morón, llevó a su hija al centro de salud de Cártama con los síntomas de la enfermedad, diarrea y náuseas. Sin embargo, le dijeron "que le diera suero y agua, y la mandaron a casa", según publica el diario 'Sur'.

A partir de ese día, la niña sufrió episodios intermitentes que se fueron subsanando, hasta que, el 10 de noviembre, la madre volvió a llevarla al ambulatorio, al ver que los cólicos no remitían. No obstante, los médicos volvieron a diagnosticarle gastroenteritis.

Dos días más tarde, Fanny llevó a su hija al Hospital Materno por la mañana, cuando su hija despertó con la boca morada. "Volvieron a decirme que era gastroenteritis", ha asegurado, por lo que el tratamiento volvió a ser el mismo, "suero y agua, y a casa".

Por la tarde, la fiebre le subió por encima de 40 grados, de forma que la mujer decidió llevarla otra vez al centro de salud, cuando "el médico puso en el parte que tenía fiebre, petequias y dolor", por lo que "le dio el alta sin más".

Desde la dirección del distrito sanitario del Guadalhorce (Málaga) "sostienen que el médico, al ver los síntomas de la niña, la derivó al Materno, por lo que piensan que el procedimiento fue correcto", al mismo tiempo que "mostraron su pesar por lo ocurrido y expresaron sus condolencias a la familia".

Por otro lado, la madre ha asegurado que le pidió al médico que "me pusieran una ambulancia, pero se negó pese a que había una aparcada en la puerta del centro de salud", ya que se encontró con el problema de cómo desplazarse al hospital. Desde el distrito sanitario han señalado que "el facultativo asegura que no se le solicitó dicho servicio".

Según Fanny, "tengo un testigo que dice que la ambulancia no salió en todo el día". En este sentido, ha manifestado que "si me hubieran puesto una ambulancia, mi hija habría llegado antes al hospital, con sus vías puestas, o le habrían hecho un análisis de sangre por el camino", y ha asegurado que, finalmente, "perdí dos horas" hasta conseguir le llevó la hermana de una vecina.

Por último, la noche del 12 de noviembre, cuando volvió a llevar a su hija al Materno, "el personal de urgencias vio desde el primer momento la gravedad del caso", ha asegurado Fanny, de forma que "me quitaron a la niña de las manos rápidamente, luego me dijeron que mi hija tenía una enfermedad que le había afectado al corazón".

Según el hermano de Fanny, Juan Enrique, "los especialistas del Materno llegaron a doblar turnos para intentar salvar a la pequeña", que sobrevivió 17 horas, hasta fallecer el día 13 de noviembre.

De esta forma, la madre pide que se analice la actuación médica que se llevó a cabo con su hija, por lo que ha remitido su caso a la Asociación del Defensor del Paciente, que a su vez lo ha puesto en manos de la Fiscalía de Málaga.