Publicado 11/12/2020 12:17CET

Andalucía evaluará a diario la desescalada y defiende partir horarios en hostelería para evitar "brotes sociales"

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en una foto de archivo en el Parlamento andaluz.
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en una foto de archivo en el Parlamento andaluz. - María José López - Europa Press

LA CARLOTA (CÓRDOBA), 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha querido dejar claro este viernes que desde el Gobierno andaluz se va a llevar a cabo una "evaluación continua" y a diario del efecto a nivel epidemiológico de las medidas de desescalada de restricciones que comenzarán a aplicarse desde este sábado, 12 de diciembre, en Andalucía, al tiempo que ha justificado que se aplique un mayor "control" en la actividad del sector hostelería, con horarios partidos en dos turnos, para evitar un repunte de "brotes sociales".

Además, en una atención a los medios en La Carlota (Córdoba), el consejero de Salud ha defendido que las medidas dadas a conocer este jueves por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, han intentado ser "lo más ecuánimes posibles en relación a los informes que nos llegan de salud pública, de epidemiología y asistencia sanitaria".

En concreto, el presidente andaluz anunció este jueves, tras presidir una reunión del Comité Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto, más conocido como comité de expertos, que Andalucía aplicará, desde este sábado 12 de diciembre, y hasta el 10 de enero, una "desescalada" progresiva de las restricciones actualmente vigentes para frenar la pandemia del coronavirus que causa la Covid-19, en dos fases.

Así, en la primera fase, desde este sábado 12 y hasta el jueves 17, se posibilitará ya la movilidad entre municipios de una misma provincia, actualmente restringida. En esos días, el comercio podrá abrir hasta las 21,00 horas y la hostelería mantendrá su horario de cierre actual, a las 18,00 horas. En este periodo, el toque de queda permanecerá como hasta ahora, entre las 22,00 y las 7,00 horas.

La segunda fase se aplicará a partir del viernes 18 de diciembre y se prolongará hasta el 10 de enero, y en ella se autorizará la movilidad entre provincias, y la hostelería podrá abrir en un horario especial en dos tramos, desde por la mañana hasta las 18,00 horas, y entre las 20,00 y las 22,30 horas.

APERTURA EN DOS FRANJAS DE LA HOSTELERÍA

El consejero de Salud ha explicado que esa apertura en dos franjas en la restauración se ha abordado con "los grupos técnicos de alto impacto en salud pública", y "lo vemos muy lógico desde el punto de vista epidemiológico", además de que sirve para "garantizar" a la hostelería la cobertura de "los tres impactos importantes" del día, en referencia a "desayunos, almuerzos y cenas".

Con la apertura en dos franjas se busca "evitar prologar a nivel de almuerzos y cenas" la estancia en los bares, cuando "a veces" eso "lleva a bajar un poco la guardia en las medidas higiénico sanitarias de protección que tenemos que tener todos", según ha explicado el consejero, que ha agregado que "de ahí el corte a las 18,00 horas" para luego volver a poder abrir "a las 20,00 horas para servir las cenas hasta las 22,30 horas, previo al toque de queda" que se retrasará a las 23,00 horas a partir del 18 de diciembre.

El responsable andaluz de Salud ha reconocido que el sector de la restauración "está crítico con las medidas", pero en la Junta "pensamos que son muy positivas" para un segmento "muy castigado desde marzo", y del que ha defendido que "mantiene las condiciones higiénico sanitarias óptimas", así como "se ha implicado perfectamente en las medidas" a adoptar para prevenir contagios, "a nivel de distancia, higiene, de mascarillas".

Sin embargo, Aguirre ha apuntado que "las cifras son las que nos hacen que tomemos una decisión hacia un lado o hacia otro", y al respecto ha aludido a "estudios del propio Ministerio" de Sanidad en los que se refleja que "el volumen más grande de brotes que hemos tenido va ligado directamente a brotes sociales, y dentro de ellos la parte más importante es el tema de restauración", según ha abundado.

Así, ha aclarado que, "desde que tomamos las medidas más drásticas" en Andalucía en esta segunda ola de la pandemia, "desde primeros de noviembre hasta ahora, ha bajado en un 97% el número de brotes sociales" en la comunidad autónoma, y "son cifras del Ministerio de Sanidad", según ha reiterado el consejero antes de abogar por "ser muy cautos a la hora de los brotes sociales" y de llevar a cabo "el máximo control en la restauración".

LLAMAMIENTO A LA "PRECAUCIÓN"

Aguirre ha insistido en pedir "muchísima precaución" a los andaluces, a quienes ha animado a "seguir los consejos" de la Junta de "máxima prudencia" y para "mantener el máximo aislamiento" social, y ha apuntado que comprende que "a algunos les parecen insuficientes" las medidas de desescalada y "a otros excesivas".

No obstante, ha remarcado que la "misión" de la Administración andaluza es "salvar vidas", y aunque "la Navidad es una fecha muy importante, lo importante para esta Consejería" de Salud y para "el Gobierno andaluz es salvar vidas de andaluces", y al hilo ha apuntado que este viernes la comunidad autónoma ha notificado 33 nuevas muertes por coronavirus, cuando "un solo" fallecido "es muchísimo".

Aguirre ha defendido que la desescalada se va a realizar "de forma progresiva" y "no brusca" en los próximos días "siempre basándonos en la encuesta epidemiológica, en las cifras que tenemos en Salud Pública y Epidemiología, nunca al tuntún", según ha advertido.

EVALUACIÓN CONTINUA

Tras señalar que espera que las medidas anunciadas sirvan "para que siga bajando de forma progresiva la incidencia acumulada del virus en Andalucía", el consejero ha querido dejar claro que aunque se han planificado hasta el 10 de enero, eso "no significa que, entre medias, según la evolución que tengamos, tomemos otras medidas".

Al respecto, ha subrayado que "hacemos evaluación continua, todos los días vamos evaluando las perspectivas y la proyección que va teniendo la pandemia en cada uno de sus parámetros", como los de incidencia acumulada, pruebas diagnósticas de infección activa o ingresos hospitalarios y en UCI, que permiten saber "la proyección que está teniendo la pandemia".

Aguirre ha anunciado que "tendremos una reunión técnica el 28 de diciembre, pero todos los días" se mantendrán videoconferencias para ir "evaluando" y, "en caso de que la evaluación no sea la que esperamos y haya que tomar medidas para salvaguardar la salud pública de los andaluces, serán tomadas" independientemente de que la vigencia inicialmente prevista de las nuevas medidas sea hasta el 10 de enero.

Así, ha advertido de que, "en el caso de que la tendencia" actual de la evolución de la pandemia en Andalucía "se trunque", la Consejería de Salud y Familias "tomará las medidas oportunas".

El consejero ha apelado a la "responsabilidad" de los ciudadanos, porque "no va a haber un policía detrás de cada casa, negocio o restaurante", y ha señalado que él cree que la sociedad es "muy disciplinada" en general, "mucho más responsable de lo que pensamos", según ha agregado, y "Andalucía está cumpliendo y, fruto de ello, son las cifras de ahora, que nos dan una proyección bastante mejor que hace un mes" de la evolución de la pandemia, según ha concluido el responsable andaluz de Salud.