El dueño del asador de Marbella anuncia que no pagará la multa y demandará a la Junta por daños y perjuicios

Actualizado 08/11/2012 17:45:21 CET

MARBELLA (MÁLAGA), 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El dueño del restaurante asador Guadalmina de Marbella (Málaga), José Eugenio Arias, ha asegurado que no pagará "ni un euro" de la sanción impuesta por incumplimiento de los requerimientos para retirar carteles en los que se informaba de que en dicho establecimiento se permitía fumar pese a la entrada en vigor de la Ley Antitabaco. Además, ha anunciado que demandará a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía por daños y perjuicios.

Aunque el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rebajado de 90.000 a 6.000 euros la sanción impuesta por la Consejería de Salud, el propietario de este establecimiento ha afirmado que recurrirá ante Tribunal Supremo para no pagar y que demandará al Ejecutivo andaluz.

El empresario ha apuntado este jueves que todavía no sabe cómo cuantificará esos daños, pero ha dejado claro que pedirá una indemnización que compense los dos meses que el establecimiento estuvo cerrado.

En enero de 2011 el restaurante Asador Guadalmina, cuyo propietario se mostró en contra de la Ley Antitabaco, exhibió carteles en los que decía que no aplicaba la norma por ser un negocio privado.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA, con sede en Sevilla, ha estimado parcialmente el recurso interpuesto por la representación legal del propietario de este local contra la resolución dictada por Salud de la Junta de Andalucía en julio de 2011, por incumplimiento de uno de los artículos de la Ley General de Sanidad, consistente en no cumplir los requerimientos realizados.

El alto Tribunal andaluz considera, en una sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, que ha habido "una inadecuada tipificación de la conducta" del dueño, ya que para que fuese "muy grave" es necesario un incumplimiento reiterado de los requerimientos y, en este caso, se concluye que sólo hubo un requerimiento expreso y específico, por lo que se califica de "grave" y se rebaja la cuantía.