Actualizado 04/10/2011 16:19 CET

Andalucía.- El Colegio de Médicos de Sevilla tiene "entre 1.000 y 1.500 galenos sin colegiar trabajando para lo público

Representantes Del Colegio De Médicos De Sevilla Y El Grupo La Raza
EUROPA PRESS

SEVILLA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, Carlos González-Vilardell, ha reprochado este martes que desde que el Gobierno andaluz aprobó en 2002 la libre colegiación para los profesionales que trabajan en exclusiva para el sector público, la entidad colegial ha sufrido la pérdida "de entre 1.000 y 1.500 médicos que están sin colegiar".

González-Vilardell, quien ha participado en los desayunos del Grupo La Raza, ha lamentado que esta pérdida de colegiados no solo se ha traducido en una pérdida del control colegial que la institución hace de sus afiliados para la mejora de la calidad asistencial y de los cuidados médicos, sino una "merma considerable de la principal y casi única fuente de financiación que tiene el colegio, que son las cuotas de sus colegiados".

"Estamos echando en falta a entre 1.000 médicos y 1.500 médicos que han dejado de estar colegiados, debido a que la Administración ha fomentado la no colegiación de los profesionales, lo cual hace que se resienta el funcionamiento de nuestro colegio, que funciona principalmente de las cuotas colegiales y que no percibe subvención alguna de la Administración", ha reiterado el dirigente colegial, quien también ha criticado el agravio comparativo a la hora de desgravar fiscalmente "el que una persona esté sindicada, pero no pueda desgravar el que se esté colegiado".

Además, ha recordado que, "pese a que somos una corporación que funciona sin ninguna subvención, la Administración nos suele delegar sin costo alguno para ella algunas funciones". Por todo ello, ha reclamado una colegiación obligatoria "para garantizar a la población el buen trabajo del profesional y poder seguir asumiendo todas las funciones que Salud nos dedica".

González-Viladerll también ha vuelto a recordar fenómenos "crecientes" como el del intrusismo o la 'fuga' de médicos que se han formado por el método MIR en España "a otros países como Portugal o Gran Bretaña porque están mejor valorados y retribuidos". Para el presidente de los galenos sevillanos este fenómeno se debe, en parte, a una carrera profesional en Andalucía "que precisamente no es de las mejores".