Actualizado 30/11/2011 14:20 CET

Andalucía apuesta por reforzar los medios técnicos de los médicos de familia, pero no que ejerzan como especialistas

SEVILLA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha apostado este miércoles por "reforzar" los medios técnicos con los que trabajan los médicos de familia para descongestionar las consultas al especialista, si bien ha rechazado que los facultativos de Atención Primaria atiendan dolencias que ahora requieren de una visita al especialista, "como por ejemplo de traumatología".

Montero, quien ha entregado en Sevilla los 'XIV Premios de Periodismo Luis Portero' de promoción del donante de órganos y tejidos de Andalucía, se ha referido así al anuncio realizado esta misma semana por el consejero de Salud del Gobierno catalán, Boi Ruiz, acerca de que los médicos de familia catalanes atenderán consultas especializadas para acortar listas de espera.

La titular andaliza de Salud, quien ha admitido que "no he entendido muy bien a que se refería el consejero catalán con esa propuestas", ha aclarado a Europa Press que vería bien tal iniciativa, "si con ella se refiere a lo que ya venimos haciendo desde Andalucía, que es dotar de más medios técnicos a la atención primaria para que sea cada vez más resolutiva".

"En Andalucía venimos dotando a la atención primaria de más medios tecnológicos que les permitan (a los médicos de familia) realizar su trabajo sin tener que hacer derivaciones, sólo en función de las pruebas que a un paciente hay que practicarle", ha argumentado Montero, quien ha asegurado que "desde hace tiempo" su departamento viene trabajando "para que a un paciente de atención primaria, sin necesidad de que se tenga que mover de su entorno geográfico, su médico de familia le pueda pedir un TAC, una endoscopia o cualquiera otra prueba necesaria para su diagnóstico".

No obstante, ha querido dejar claro que "cuando el paciente requiere del consejo o la opinión del especialista, evidentemente hay que derivarlo".

"No se si el consejero catalán se refiere a eso, pero un médico de familia tiene que derivar al especialista cuando entiende que puede mejorar el diagnóstico y tratamiento de su paciente", ha insistido Montero, quien ha advertido de que, en sanidad, "no se puede disminuir la calidad en la atención a los pacientes".

"Siempre estaremos a favor de incrementar la resolución en atención primaria, porque son profesionales perfectamente capacitados para manejar el 80 por ciento de las patologías que se producen en nuestra comunidad autónoma en una población normal, pero derivando también al especialsita cuando sea necesario", ha zanjado.