Actualizado 20/02/2007 21:36 CET

(Ampliación) Ley Alcohol.- El Gobierno "suspende" la tramitación de la norma por "no haber sido posible" un consenso

Salgado dice que fue una decisión "consensuada" con el Gobierno y no fruto de presiones del partido ni del sector del vino

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, anunció hoy que "el Gobierno y su Ministerio" han decidido "suspender indefinidamente" la tramitación de la denominada Ley Antialcohol porque, a su juicio, el PP ha convertido "en un arma de crispación y confrontación política" en tema de la salud de los menores, creando un una situación en la que "no ha sido posible" llegar a un consenso.

Salgado, que realizó este anuncio durante una inesperada rueda de prensa convocada esta tarde en la sede del Ministerio, aseguró que esta decisión "no se debe a presiones políticas" procedentes de otros sectores del Gobierno, sino una determinación "consensuada" con la que busca sacar el tema de la salud de los menores de la lista argumentos políticos que se preparan para las elecciones de mayo.

La responsable de Sanidad lamentó que la Ley del Alcohol no haya podido pasar por un proceso de tramitación "normal" como lo hicieron otras normas en las que también se pusieron en juego intereses económicos, pero aseguró que con declaraciones como la que realizó sobre el proyecto de norma esta mañana el líder del principal partido de la oposición, Mariano Rajoy, "resulta imposible crear un marco que posibilite el consenso con las partes implicadas en la elaboración de la norma", entre ellos el sector del vino, con el que esta mañana se rompieron las negociaciones por falta de acuerdo.

"FRUSTRADA" POR LA SUSPENSIÓN.

La ministra rehusó pronunciarse sobre la posibilidad de que esta norma sea retomada en el futuro porque "nunca se sabe", pero reconoció sentir "cierta frustración" por tener que aplicar esta medida, ya que, a su juicio, lo único que hizo su equipo al elaborar este anteproyecto de norma para defender la salud de los menores fue "cumplir con su obligación" y dar respuesta a una llamada de alarma que, desde el principio de su gestión, le realizaron los profesionales de la sanidad en relación con el problema del alcohol entre los menores.

Pese a todo, Salgado insistió en que sigue teniendo "las ideas muy claras" respecto a la necesidad de mantener el vino en el borrador de la norma como bebida alcohólica de la que debe protegerse a los menores y negó que hayan sido "las presiones del sector" las que han hecho fracasar el texto. Por contra, según la ministra, los propios productores de vino reconocieron esta mañana "sentirse descontentos" con el "uso partidista" realizado por el PP del asunto del vino.

"Si excluimos el vino de una ley para proteger la salud de los menores frente al consumo de alcohol por tener entre 10 y 12 grados de alcohol, deberíamos excluir también a bebidas con menos grados como la cerveza o la sidra. Por lo tanto, deberíamos excluir al 70% de las bebidas alcohólicas de la ley y eso sería legislar sobre el conjunto vacío", recalcó la ministra, quien consideró también que, con esta solución, se beneficiaría publicitariamente a unas bebidas sobre otras, algo que tampoco estaría dispuesta a permitir.

Salgado recordó que la consciencia del daño que produce el consumo intermitente de alcohol entre los menores es "una evidencia científica" de la que los países de la Unión Europea (UE) son "cada vez más conscientes", por lo que reconoce no tener "ninguna duda de que la idea progresará" y de que la UE "emitirá al menos recomendaciones" sobre el tema, a pesar de que "por ahora" no se atisba que Europa prepare una legislación al respecto.