Boi Ruiz ve a los médicos más preocupados por la repercusión del recorte en sus ingresos que por la sanidad

Actualizado 08/04/2011 14:37:10 CET
EUROPA PRESS

Asegura que no se modificará el catálogo de prestaciones "ni en número ni en calidad", pero se establecerán prioridades que aumentarán las listas de espera

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero catalán de Sanidad, Boi Ruiz, ha dicho este viernes que las resistencia de los profesionales sanitarios a la aplicación de las medidas de contención del gasto hospitalario "no sería tanto por el impacto sanitario" de estas iniciativas, como "por su repercusión sobre los ingresos de estos profesionales", que dejando de operar por las tardes perderán los recursos complementarios que les reportaba esta actividad.

"Reducir la actividad va a tocar el bolsillo de muchos profesionales. Nosotros suprimimos los programas de listas de espera de cirugía por la tarde y los profesionales van a dejar de tener esos recursos complementarios, esos sueldos por esa actividad de tarde", ha señalado Ruiz en el foro 'Ideas y Diálogo' organizado por Farmaindustria y Europa Press.

Por tanto, a su juicio, "la resistencia no estará tanto por el impacto sanitario que pueda provocar la medida, sino por las repercusiones que esa medida tiene sobre los ingresos de estos profesionales, a veces "no desdeñables". "Nos duele tener que hacerlo, pero insisto, no podemos ahorrar ni recortar porque no tenemos dinero con el que hacerlo", asevera.

Ruiz ha explicado que el cierre de quirófanos por la tarde afectará sólo a las cirugías programadas y no a las urgencias. Dice que su objetivo es "buscar mayor eficiencia de los quirófanos por la mañana". "No se trata de un racionamiento ni de recortes, se trata de mejorar la gestión sin menoscabo de la calidad, aunque con un perjuicio irremediable para los profesionales, que pierden ingresos adicionales", puntualiza.

Asimismo, ha aclarado que "no se cerrarán camas en Cataluña, no se eliminarán", sino que cierto número de camas, como ocurre en periodos vacacionales como el verano, "no se usarán durante determinados días porque no habrá actividad". Es, asegura, "lo mismo que se viene haciendo en todos los hospitales de España cuando hay menos actividad, aunque prolongando estos tiempos de desuso".

PIDE "SOLIDARIDAD" A LOS PROFESIONALES

Por este motivo, ha apelado "a la responsabilidad de los profesionales sanitarios" para que "sean comprensivos y solidarios" con todos los ciudadanos que están sufriendo las consecuencias más graves de la crisis económica, "superen el enfado" que provocan las malas noticias y colaboren con las medidas.

En concreto, según Ruiz, su papel será consensuar con los gestores de sus centros la priorización de los servicios que ofrecen, es decir, deben decidir qué patologías o pacientes deben ser atendidos antes y qué intervenciones o problemas pueden esperar más tiempo una solución.

"No se modificará el catálogo de prestaciones en número de servicios ni en calidad de la prestación, pero sí se establecerán prioridades con criterios de coste-oportunidad", ha dicho el consejero autonómico.

PRIORIZAR LAS LISTAS DE ESPERA

"Tendrán que esperar más los pacientes que estén en listas de espera para realizarse una vasectomía, una fimosis o una cirugía de las amígdalas" que aquellos con patologías en los que la espera suponga un mayor riesgo por pronóstico", señala, recalcando que "el que quiera una vasectomía tiene derecho, pero tendrá que esperar, porque no va a tener prioridad".

Ruiz asegura que estas medidas "no pondrán en riesgo a los pacientes" y que serán los gestores y los facultativos quienes se encarguen de establecer las prioridades. Según dice, ya se han puesto a hablar de ello y han encontrado "las disensiones normales" entre ambos colectivos. No obstante, "esperan llegar a acuerdos en los que sea realmente el criterio clínico el que decida quién espera y quien no".