Publicado 03/03/2021 16:56CET

(AM)Cvirus-Gobierno Vasco advierte de que las "restricciones" a la movilidad seguirán siendo necesarias en marzo y abril

Archivo - Varios agentes de la Ertzaintza vigilan en un control el mismo día en el que entran en vigor nuestras restricciones debido a la crisis sanitaria del Covid-19, en Bilbao
Archivo - Varios agentes de la Ertzaintza vigilan en un control el mismo día en el que entran en vigor nuestras restricciones debido a la crisis sanitaria del Covid-19, en Bilbao - H.Bilbao - Europa Press - Archivo

Sagardui insiste en que la incidencia de la pandemia en Euskadi, con una tasa de 243,85 casos por 100.00 habitantes, "aún es muy alta"

VITORIA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, ha advertido este miércoles de que en los meses de marzo y abril seguirá siendo necesario mantener "medidas restrictivas" en el ámbito de la movilidad, dado que es necesario actuar con "prudencia extrema" para evitar la expansión del coronavirus.

En la comparecencia semanal ante la Comisión de Salud del Parlamento Vasco para informar de la evolución de la pandemia, Sagardui ha destacado que el descenso de la incidencia acumulada en 14 días se ha "ralentizado mucho", ya que se sitúa en 243,85 casos por 100.00 habitantes y el índice reproductivo, que mide a cuántas personas contagia cada caso positivo, se mantiene en 0,88.

En el ámbito asistencial, ha recordado que hay hospitalizados en planta 267 personas con coronavirus y 126 en las Unidades de Cuidados intensivos (UCI), seis menos que la semana anterior. "A pesar de haber bajado, todavía son muchas personas, demasiadas", ha indicado antes de recordar que Euskadi se mantiene en un escenario 3 de los cinco previstos por Osakidetza en su plan de ocupación de las UCI.

Con esta situación, ha insistido en que la incidencia de la pandemia en Euskadi "aún es muy alta" y ha recordado que el objetivo del Gobierno Vasco es llegar a los 60 casos por 100.000 habitantes, por lo que es necesario "continuar manteniendo las medidas de precaución para parar la propagación del virus".

"Pensamos que la evolución puede mantenerse en una tendencia a la baja, que las subidas pueden corresponder a cambios puntuales y esperamos continuar bajando lentamente durante el mes de marzo, aunque esto está directamente condicionado a la tasa de incidencia acumulada y a que se mantenga en valores no superiores a 200", ha explicado.

Asimismo, ha informado de que en la reunión de la Comisión Interterritorial de Salud que se celebra esta tarde, es "previsible" que se aborde la posibilidad de modificar las actuales restricciones para la próxima Semana Santa.

En todo caso, ha subrayado que el Gobierno Vasco permanece centrado "en el aquí y ahora", y es partidario de mantener la "prudencia extrema". Sagardui ha considerado que en los meses de marzo y abril seguirá siendo necesario mantener "medidas restrictivas" en el ámbito de la movilidad.

CAMPAÑA DE VACUNACIÓN

Por otro lado, la consejera ha aclarado que el Departamento de Salud no ha realizado "ningún cambio de estrategia" en la vacunación frente al coronavirus, "no se está vacunando menos, y no se ha retrasado la vacunación en domicilio". "Todos los que han requerido la administración en sus casas la han recibido, no ha habido problemas para ello", ha asegurado.

Según ha explicado, la semana pasada se vacunó a personas de más de 100 años en sus domicilios y ha precisado que no se va a comenzar ningún proceso de vacunación "masiva, por lo menos hasta que no lleguen más dosis". "Seguimos vacunando al ritmo en el que llegan las vacunas", ha señalado.

Al respecto, ha aclarado que la decisión de utilizar Illunbe, en San Sebastián, como centro de vacunación para "facilitar la accesibilidad", "no significa que se haya entrado en un proceso de vacunación masiva", sino que responde a que "se administran muchas vacunas cada día y es necesario elegir el lugar más adecuado en cada caso".

"Haremos vacunaciones masivas cuando haya vacunas suficientes para llamar al conjunto de la población, siguiendo los rangos de edad establecidos", ha subrayado.

Sagardui ha afirmado que en la actualidad, la vacunación con Pfizer y Moderna "ha cumplido su objetivo prioritario" que es "llegar a las personas más vulnerables y a las personas más expuestas".

Según ha concretado, esta semana ha finalizado la vacunación con Pfizer en las residencias de personas mayores y personas con discapacidad --tanto en residentes como en trabajadores--; personal de Osakidetza de primera línea; personas de más de 100 años; primera línea de la Sanidad privada; el servicio de transporte sanitario, Cruz Roja y Dya.

Además, ha indicado que ha comenzado la vacunación de personas mayores y discapacitadas residentes en pisos tutelados y viviendas comunitarias; personas usuarias de los centros de día, además del personal que se vacuna con AstraZeneca; personas con discapacidad y gran dependencia que residen en sus domicilios; y personas de más de 90 años.

Sagardui ha informado de que esta mañana han llegado los listados de las personas con grado tres de discapacidad y de sus cuidadores, y desde Osakidetza se encuentran organizando su llamamiento. "Se les administrará la vacuna en sus casas, como se hará al colectivo de mayores de 80 años que lo necesiten", ha explicado.

La consejera de Salud también ha indicado que "en los próximos días" esperan iniciar la vacunación de los profesionales sanitarios de primera línea que ejercen su tarea en consultas privadas no contempladas dentro de las clínicas.

VACUNA DE ASTRAZENECA

Respecto a la vacunación con AstraZeneca, ha informado de que se está desarrollando en todos los colectivos previstos por la estrategia de vacunación, y ha recordado que se administra a personas menores de 55 años.

En este sentido, ha subrayado que por el momento, la indicación de la ficha técnica para Europa de AstraZeneca, sigue siendo que se suministre a menores de 55 años, por lo que no se va destinar a población con edades superiores. Además, ha aclarado que Osakidetza tiene prevista la vacunación de las personas de los colectivos que se están vacunado con AstraZeneca y que superan los 55 años.

"No es que no haya previsión, lo que pasa es que la vacuna indicada para ese colectivo en estos momentos la tenemos que priorizar a otros colectivos que son más vulnerables. De momento, para 65 y 55 años son Pfizer y Moderna que se están administrando a los colectivos más vulnerables", ha recordado.

DOSIS RECIBIDAS

La consejera ha informado de que el pasado viernes llegaron a Euskadi 8.000 vacunas de Moderna, "la mitad de las previstas originalmente". De Pfizer, llegaron el lunes 29.000 vacunas, "algo más de las previstas" y de AstraZeneca este martes se recibieron 16.900 dosis, aunque Sagardui ha subrayado que esta vacuna "está empezando a generar gran incertidumbre porque su suministro no es constante ni seguro".

"La semana pasada supimos que AstraZeneca va a tener problemas de suministro que nos compensarían a lo largo del mes de marzo, y que durante los meses de abril, mayo y junio, solo suministrará la mitad de las vacunas comprometidas con la Unión Europea", ha indicado.

Ante estas circunstancias, ha reconocido que "es difícil planificar más allá de una semana y gestionar la posible reserva que garantice las segundas dosis cuando corresponda".

Sagardui ha reconocido que el "prolongado tiempo" que se establece entre la administración de la primera y la segunda dosis, entre diez y doce semanas para la vacuna AstraZeneca, "permite prever que posibles roturas de suministro puedan ser corregidas con suficiente tiempo, como para garantizar la segunda dosis sin la necesidad de contar con un stock de diez semanas".

En este sentido, ha informado de que es intención del Gobierno Vasco establecer un stock máximo de tres semanas, por lo que durante las próximas seis semanas, se va a continuar con la administración de la vacuna AstraZeneca de la totalidad de dosis que se vayan recibiendo. "A pesar de las incertidumbres, se está vacunando según la planificación prevista", ha destacado.