El altruismo depende de una región del cerebro

Actualizado 12/07/2012 12:49:08 CET
cerebro, recurso, neuronas
JENS LANGNER

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las diferencias en el comportamiento altruista están relacionadas con la variación en el tamaño y la actividad de una región del cerebro involucrada en la empatía, según un estudio publicado en la revista 'Neuron'. Los resultados también proporcionan una explicación sobre por qué las tendencias altruistas se mantienen estables en el tiempo.

"Este es el primer estudio en relacionar la anatomía del cerebro con la activación cerebral del altruismo humano", afirma el autor principal del estudio, Ernst Fehr, de la Universidad de Zurich, quien añade que "los resultados sugieren que el desarrollo del altruismo, mediante la capacitación y las prácticas sociales, puede ocurrir a través de cambios en la estructura del cerebro, y de las activaciones neuronales que hemos identificado".

Las personas con facilidad para comprender a los demás son más altruistas; esta capacidad para comprender las perspectivas de otros ha sido previamente asociada con la actividad en una región del cerebro, conocida como unión temporoparietal (TPJ, por sus siglas en inglés). Basándose en estos hallazgos anteriores, Fehr y su equipo se dispusieron a analizar la relación entre el tamaño y la activación de TPJ, y las diferencias individuales en el altruismo.

En el nuevo estudio, los investigadores sometieron a los sujetos a un escáner de imagen cerebral, y les plantearon un juego en el que tenían que decidir cómo repartir dinero, entre ellos mismos y socios anónimos. Los sujetos que tomaron las decisiones más generosas mostraban un TPJ más grande, en el hemisferio derecho del cerebro, en comparación con los sujetos que tomaban las decisiones más egoístas.

"La estructura de TPJ predice con precisión el comportamiento altruista de un individuo", concluye el coautor del estudio, Yosuke Morishima, de la Universidad de Zurich.