Actualizado 15/06/2012 20:16 CET

Alrededor de un 50% de los hombres padece un sobredesarrollo de mama

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Entre el 40 y el 60 por ciento de los hombres padecen un sobredesarrollo de mama --ginecomastia--, pudiendo afectar a una sola o a las dos, según asegura el cirujano plástico y estético del Centro Médico Teknon de Barcelona Vicente Paloma. Por este motivo, muchos varones deciden acudir al quirófano aunque, también, lo hacen quienes desean aumentar sus pectorales.

En concreto, este especialista explica que la ginecomastia se produce por el aumento del tejido graso de la forma de una manera exclusiva o, también, por el aumento de volumen originado por un exceso de la glándula mamaria. Ambos casos tienen su origen en el sobrepeso.

Asimismo, la corrección de las mamas aumentadas en hombres puede realizarse con anestesia general, local o con sedación. Una vez realizada la cirugía, el paciente tiene que llevar una prensa elástica que ayude a reducir el hinchazón y, pasadas entre 6 y 24 horas, abandona en hospital.

"Es normal que sienta algunas molestias en la zona durante unos días, pero éstas pueden controlarse con la medicación adecuada. Por ello, hay que evitar ejercicios pesados durante las tres semanas posteriores a la intervención, así como la exposición de las cicatrices al sol al menos durante seis meses para evitar su posible oscurecimiento", recomienda Paloma.

Asimismo, el experto avisa de que, aunque los efectos secundarios son "muy poco frecuentes" después de una cirugía de ginecomastia, se pueden producir cambios de pigmento en el área de la mama, pezones un poco asimétricos y disminución de la sensibilidad de la zona que puede durar hasta un año.

"El paciente puede volver a su actividad habitual en uno o dos días tras la cirugía, y los resultados definitivos podrán verse al cabo del mes aproximadamente. Serán unos resultados permanentes y el paciente podrá lucir un pectoral liso, plano y sin el sobredesarrollo de la mama", recalca el especialista en cirugía plástica y elástica.

IMPLANTES DE PECTORALES

Respecto a los hombres que quieren aumentar el volumen de los pectorales, los expertos recomiendan someterse a un implante. Éstos están rellenos de gel de alta cohesividad y tienen una forma cuadrada y plana, semejante a la del músculo pectoral.

En este caso, la técnica quirúrgica consiste en realizar una pequeña incisión en la axila o en la areola del paciente y colocar el implante por debajo del músculo pectoral, proyectándolo y realzando su contorno.

"Los pacientes candidatos a esta cirugía son aquellos que desean aumentar el volumen de sus pectorales y que no sean capaces de conseguirlo con ejercicio físico. Esta intervención también puede mejorar la forma de la caja torácica en pacientes con algún tipo de deformidad del pecho. No obstante, es importante no realizar ejercicio físico durante un mes para que los implantes no se muevan", zanja Paloma.