Alergólogos defienden el empleo del diagnóstico molecular como complemento a las pruebas cutáneas de alergia

Actualizado 07/03/2013 14:46:31 CET
EUROPA PRESS

Permite seleccionar mejor el tratamiento en cuestión

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) ha defendido este jueves el empleo del diagnóstico molecular como complemento a las pruebas cutáneas de alergia al exponer que supone un ahorro de "entre 300 y 400 euros" por paciente y año.

Así lo ha señalado el jefe del Servicio de Alergia de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid y presidente electo de esta sociedad científica, el doctor Joaquín Sastre, que ha manifestado a Europa Press que su recomendación es realizar esta técnica "a más pacientes". Sin embargo, reconoce que "España es líder en el mundo en el uso del diagnóstico molecular".

La confianza en la coste-eficiencia de esta prueba de detección consistente en un análisis de sangre la razona el experto en un estudio realizado en la Comunidad de Madrid y publicado en la revista 'Allergy'. En él, ha confirmado que supone un ahorro del gasto y generar información "no solo a la ora de elegir una vacuna u otra, sino que predice un poco cual va a ser la evolución del paciente".

Por ello, sostiene que debe realizarse en "prácticamente todo tipo de pacientes", como los alérgicos a alimentos, pólenes, ácaros o epitelios de animales. A pesar de que existen casos de pacientes muy sencillos y que "se solventan con pruebas cutáneas", advierte de que "cada vez hay más pacientes que aparentemente son sensibles a muchas cosas, y que son los que se benefician".

En resumen, Sastre manifiesta que los pacientes que pueden encontrar una mejora en su diagnóstico y tratamiento son "alrededor de entre el 60 por ciento y el 70 por ciento". Con el diagnóstico molecular, se sabe "si la enfermedad va a ser más grave o menos, si se va a tolerar un alimento o no o si la vacuna va a provocar más o menos reacciones", señala.

SUS COSTES NO SON ELEVADOS

Actualmente, esta prueba, que está disponible "en la mayoría de centros públicos", cuesta unos 10 euros por unidad, cuando cada paciente puede necesitar un máximo de entre 10 y 12, asegura. Por ello, sostiene que "no es una cosa disparatada".

De cualquier forma, se muestra satisfecho porque son "pocos" los pacientes que no están pudiendo tener acceso al diagnóstico molecular, el cual también permite conocer a que proteínas exactas de un determinado polen se es alérgico. Con ello se evitan los "errores" que se estaban produciendo en la prescripción, zanja.

Además, Sastre se ha mostrado igual de partidario de la vacunación, la cual "ahorra dinero y mejora la calidad de vida de los alérgicos". Como ejemplo expone datos de un estudio de Estados Unidos que refleja que contienen los costes en más de 3.000 euros.

Por otra parte, la SEAIC alerta de que los alérgicos deben estar alerta esta temporada, pues la estimación del recuento de granos de gramíneas para este año es de 5.100, cuando en 2012 fue de 3.000. Esta coyuntura se debe "al clima seco y con temperaturas extremas que ha generado una polinización intensa en un corto periodo de tiempo", señala el coordinador del Comité de Aerobiología de la sociedad, el doctor Francisco Feo.

Para el también jefe de sección de Alergia del Hospital General de Ciudad Real, a ello se une la contaminación ambiental, que "lesiona el bronquio y facilita la penetración del alérgeno y el contacto con el sistema inmunológico". A su juicio, las gramíneas son el marcador de la temperatura de alergia, por lo que el clima existente en mayo será "determinante" para la temporada alérgica, aunque "no hay que ser alarmistas".

Feo, que sostiene que esta enfermedad ha pasado de ser estacional a perenne porque los síntomas se extienden "desde febrero a octubre o noviembre", manifiesta que la alergia al olivo también sufrirá una agudización, mientras que la relativa a las cupresáceas "será favorable este año". Por su parte la alergia al plátano de sombra "puede tener picos altos", asegura.

En otro orden de cosas, la SEAIC ha presentado la aplicación gratuita para móviles 'smartphones' 'PolenControl', la cual permite al paciente registrar su tipo de alergia y su ciudad de residencia "para recibir información personalizada", explica. Además, en ella es posible registrar el estado de salud y la medicación diaria para facilitar el trabajo del facultativo.

Por último, el presidente de la SEAIC, el doctor José María Olaguibel, recuerda que "un 15 por ciento de la población española está afectada por la alergia al polen". Por ellos insiste en destacar la importancia de la vacunación, ya que el abordaje del paciente "va más allá del control de los síntomas".