Actualizado 11/07/2006 21:30:10 +00:00 CET

El aire acondicionado causa la mitad de las bajas laborales durante el verano

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Entidades Preventivas Acreditadas (Anepa) afirmó hoy que la mitad de las bajas laborales en el periodo estival se deben a defectos en climatizadores y aires acondicionados. Ante esta situación recomiendan mantener la temperatura de los lugares de trabajo en torno a los 22 grados y beber abundante agua para evitar la deshidratación. Por su parte, la Asociación General de Consumidores (Asgeco) instó a los ciudadanos a hacer un uso racional y adecuado de los climatizadores ante las altas temperaturas que se están registrando estos días, ya que suponen un desperdicio elevado de energía.

Dolores de cabeza, sequedad en la piel, dolor de espalda, náuseas y dolor de garganta son algunos de los síntomas derivados del uso inadecuado del aire acondicionado. Así lo ha revelado la Anepa quien afirmó hoy que la mitad de las bajas laborales que se producen durante todo el verano son causadas por defectos en climatizadores o en aires acondicionados. Además, matizó que el absentismo laboral durante los meses de canícula está muy relacionado con la calidad ambiental del lugar de trabajo. Por ello se considera de vital importancia que la empresa cuide al máximo el higiene de los sistemas de aire, ya que el cumplimiento de los controles y limpiezas pertinentes evitarían las bajas laborales originadas por problemas respiratorios.

Anepa advirtió también del riesgo laboral que se deriva de las altas temperaturas y que afectan principalmente a trabajadores que deben permanecer durante su jornada al aire libre, labores como la construcción, la hostelería o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Una de las principales consecuencias del calor en el cuerpo humano es la deshidratación, algo que se ve favorecido en las época estival, en especial ante las olas de calor que, en casos graves, pueden producir un síncope o desvanecimiento del trabajador. Estas condiciones extremas pueden originar trastornos que se reflejan en síntomas como el agotamiento, deshidratación, disminución de la orina, calambres en pantorrillas, sudoración insuficiente, erupciones por calor o fatiga crónica leve.

Ante estos posibles síntomas, y para evitar el alto porcentaje de bajas laborales causadas por el aire acondicionado, Anepa recomienda que se mantengan las temperaturas de las oficinas dentro de los límites recomendados, aproximadamente unos 22 grados. En caso de no poder hacerlo se aconseja poner en marcha una serie de medidas preventivas, como el beber abundante agua, suministrar sales al cuerpo o evitar las bebidas con cafeína o alcohólicas.

DEMANDA ENERGÉTICA

Por su parte, Asgeco ha analizado hoy la situación energética originada por las altas temperaturas desde el comienzo del verano y que han causado un incremento de la demanda que ha alcanzado niveles históricos. Ante esta situación aconsejó a los consumidores que hagan un uso racional de los climatizadores, una tecnología cada vez más presente tanto en oficinas como en casas.

Según afirma el comunicado ofrecido por la asociación, los aparatos de aire acondicionado "han pasado de ser una utopía a estar presentes en más del 12% de los hogares españoles". Por ello el consumidor debe hacer un uso adecuado del aire acondicionado para asegurarse así de que no se desperdicia energía.

Entre las recomendaciones ofrecidas por Asgeco se encuentran la instalación de toldos en ventanas y acristalamientos donde el sol azota durante largas horas, lo que permitirá ahorros de energía de aproximadamente un 30%. También se debe limpiar periódicamente los filtros de aire y vigilar el mantenimiento del equipo ya que esto contribuye a un menor consumo del aparato y a mantener la estancia libre de gérmenes.