Publicado 23/11/2020 18:45CET

AI destaca los datos de la vacuna de AstraZeneca pero avisa de que hay una "enorme desigualdad"

Vacunas recurso, Covid-19, coronavirus.
Vacunas recurso, Covid-19, coronavirus. - BILL OXFORD/GETTY - Archivo

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) ha destacado los resultados de la vacuna COVID-19 desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, que ha demostrado una eficacia del 70 por ciento en los ensayos clínicos, y que podría aumentar al 90 por ciento si se modifica la dosis, si bien ha avisado de que sigue existiendo una "enorme desigualdad".

"Oxford y AstraZeneca han prometido un acceso amplio y equitativo a esta vacuna, dando esperanza a personas de todo el mundo. El bajo coste y el fácil almacenamiento de la vacuna deberían hacer posible una distribución justa, y esta es la primera vacuna que incluye acuerdos importantes para su distribución en países de bajos ingresos. Sin embargo, es necesario hacer mucho más para garantizar que todos, en todas partes, puedan beneficiarse de estos productos que salvan vidas y, sin más medidas, el suministro de vacunas para los países de ingresos más bajos seguirá siendo peligrosamente bajo", ha dicho el director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional, Steve Cockburn.

De hecho, prosigue, esta es la tercera vacuna que muestra resultados prometedores en las últimas semanas, y muchos países ricos han comprado dosis suficientes de estos productos para vacunar a toda su población. "Los gobiernos y las empresas deben comenzar a priorizar el acceso para el resto del mundo, compartir tecnologías ampliamente y acordar acuerdos para garantizar que las existencias estén disponibles para proteger a todos los que lo necesitan, sin importar donde vivan", ha añadido.

Oxford/AstraZeneca ha dicho que puede producir 3.000 millones de dosis en 2021 y, actualmente, es el único desarrollador de vacunas que tiene un acuerdo con la instalación global COVAX, de la que dependerán la mayoría de los países de ingresos bajos y medios para gran parte de su suministro de vacunas.

En junio, Oxford/AstraZeneca se comprometió a producir 1.000 millones de dosis para países de ingresos bajos y medianos, a través de una asociación con el Serum Institute of India. Estados Unidos ha obtenido pedidos de más de 1.000 millones de dosis de las tres vacunas que anuncian resultados hasta ahora, más de 3 dosis por persona, mientras que el Reino Unido, Canadá y Japón han asegurado más de dos dosis por persona de las tres vacunas, además de ofertas para otras vacunas aún en desarrollo.

"Aunque la vacuna Oxford/AstraZeneca proporcionará un gran impulso al acceso en varios países, los suministros comprometidos para la mayoría de los ingresos bajos y medios todavía cubren solo una fracción de la población de estos países", han zanjado desde Amnistía Internacional.