Actualizado 12/03/2021 13:03 CET

Las agresiones a médicos se redujeron un 35% en 2020 pero aumentaron los insultos y a amenazas en la Atención Primaria

Archivo - Médico.
Archivo - Médico. - SAVIA (MAPFRE) - Archivo

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las agresiones a los médicos colegiados en España se redujeron un 35 por ciento en el año 2020, respecto al 2020, si bien se ha producido un aumento respecto a los insultos y amenazas que han recibido estos profesionales sanitarios, especialmente las mujeres, en los servicios de Atención Primaria.

Así se desprende del 'Balance de los datos de las agresiones', realizado por el Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), las cuales han sido recogidas a través de los 52 colegios de médicos de España. En concreto, en 2020 se comunicaron 441 casos, frente a los 677 notificados en 2019.

Este descenso, según ha explicado el secretario general de la OMC, José María Rodríguez Vicente, se puede deber a los meses de confinamiento que se vivió el año pasado como consecuencia de la crisis sanitaria generada por el coronavirus. De hecho, el 29 por ciento de las agresiones registradas se realizaron por vía telefónica o telemática, frente al 71 por ciento restante.

Este nuevo contexto sanitario y asistencial ha provocado también un cambio respecto a la consecuencia de las agresiones que en 2020 fueron mayoritariamente no físicas (56%) frente al 44 por ciento de las físicas, invirtiendo la tendencia por primera vez en los últimos años.

Además, y respecto a los diferentes tipos de agresiones sufridas, en nueve de cada diez casos se produjeron insultos y amenazas, mayoritariamente a mujeres (60%), mientras que el 10 por ciento restante fueron agresiones que acabaron en lesiones físicas, sufriéndolas a la par hombres y mujeres (50% vs 50%). Respecto a 2019 destaca el incremento de los insultos (+10%).

A nivel global, de todas las agresiones sufridas el 57 por ciento corresponde a mujeres frente al 43 por ciento de los hombres, registrándose un aumento de las agresiones registradas dentro del ámbito de la Atención Primaria, que supone más de 50 por ciento de los casos (52%) frente al 43 por ciento del año anterior. Tras Atención Primaria, les siguen el ámbito de los Hospitales (17%), Urgencias de Atención Primaria (10%) y Urgencias de Hospitales (9%).

DISCREPANCIAS EN LA ATENCIÓN MÉDICA

El 40 por ciento de las agresiones, que suelen ocurrir entre las 10.00 y las 12.00 horas y entre las 17.00 y las 18.00 horas, se producen por discrepancia con la atención médica recibida, un 7 por ciento motivadas específicamente por causas relacionadas con la COVID-19, aunque también por no recetar lo propuesto por el paciente (10%), y por el tiempo en ser atendido (11%).

El 86 por ciento de todas ellas se ha producido en la sanidad pública, y el 52 por ciento de los agresores son pacientes programados, seguidos de los no programados (25%) y acompañantes (21%). En este punto, Rodríguez Vicente ha llamado la atención sobre el hecho de que en menores de 60 años los que más agreden son los hombres, mientras que a partir de esa edad son las mujeres las que más agresiones cometen contra los médicos.

Respecto a las edades, el informe resalta que las agresiones las sufren mayoritariamente los colegiados entre los 56 y los 65 años, seguidos de los de 36 y 55 años. Por el contrario, los que menos sufren las agresiones son el grupo de edad de menos de 46 a 55 años, y especialmente los mayores de 66 años.

Por comunidades autónomas, a pesar de que la Comunidad de Madrid presenta el mayor número de colegiados, es en Andalucía donde se producen mayor número de agresiones (110 en 2020), seguida de Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana.

Ahora bien, si se analiza la incidencia, es en Cantabria (4,22) y Extremadura (4,06), donde se registra la tasa de incidencia acumulada de agresiones superior, que en España se sitúa en un 1,63 por cada 1.000 colegiados.

CURSO 'ON LINE' 'AGRESIONES A PROFESIONALES SANITARIOS'

Por otra parte, durante el encuentro se ha presentado el curso 'on line' 'Agresiones a profesionales sanitarios. Fundamentos de prevención, protección, y respuesta', llevado a cabo por la Fundación para la Formación de la OMC, en colaboración con Fundación Mutual Médica y la Policía Nacional.

Esta iniciativa, que se ha puesto en marcha este viernes 12 de marzo, tiene como objetivo aportar conocimientos y habilidades básicas al profesional sanitario, para que sea capaz de mejorar su comprensión al problema de las agresiones de los pacientes y adquiera las competencias fundamentales para prevenir, protegerse y actuar.

"Es el momento de pasar a la acción, de dejar los datos a un lado y, para ello, es necesario la formación. La Policía Nacional quiere formar a los médicos porque necesitan unas pautas de seguridad propia para erradicar, o reducir al máximo, todas las agresiones que sufren", ha señalado el Interlocutor Policial Nacional Sanitario, Javier Galván, para asegurar que el curso "facilitará la vida del profesional sanitario en su lugar de trabajo".

Del mismo modo se ha pronunciado el presidente de la Fundación Mutual Médica, Alejandro Andreu, quien ha insistido que si los médicos cuentan con herramientas y técnicas para detectar una posible agresión se podrán "evitar o minimizar muchas de ellas".