La AGP denuncia la discriminación social sufrida por los epilépticos

Actualizado 24/05/2011 15:26:44 CET

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La Alianza General de Pacientes (AGP) denuncia la discriminación social sufrida por las aproximadamente 400.000 personas que padecen esta enfermedad en España, por lo que reclama las mismas oportunidades de cara al acceso a los puestos de trabajo que el resto de ciudadanos y que los niños tengan un trato igualitario en las escuelas.

"La epilepsia es una enfermedad que permanece oculta para la sociedad, escondida por bastantes personas que la padecen, que tienen miedo a sufrir una discriminación originada por la ignorancia y las falsas creencias que, en general, se tienen sobre ella", ha apuntado la presidenta de la Federación Española de Epilepsia (FEDE), María Isabel González, organización que forma parte de la entidad.

Con motivo del Día Nacional de la Epilepsia, que se celebra este martes, la AGP insiste en la necesidad de proporcionar más información a los ciudadanos sobre esta patología, así como más apoyo a la labor de las asociaciones, pues considera que prestan "un servicio indispensable que la Seguridad Social no puede abarcar".

"Escuelas de verano, campamentos, talleres de habilidades sociales y autoestima, charlas de divulgación de la enfermedad, escuelas de padres... son algunas de las numerosas actividades que hacemos con un muy pocos recursos y necesitamos ayuda por parte de las Administraciones públicas para continuar realizándolas", ha subrayado González.

Según el estudio LINCE, realizado por el grupo de epilepsia de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España, el 23,1 por ciento de los epilépticos son farmacorresistentes, es decir, no pueden ser controlados mediante los medicamentos disponibles en la actualidad. Esta epilepsia provoca una "enorme" carga para el paciente y su familia, pues el 44 por ciento de los afectados no trabaja a causa de su enfermedad y el 32,9 por ciento necesita de una cuidadora.