Publicado 16/06/2022 16:20

África intensifica la vacunación del Covid-19 a la población de alto riesgo

Vacunación en África
Vacunación en África - GAVI/CHRISTOPHE DA SILVA

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

África está intensificando la vacunación contra la COVID-19 de los grupos de población de alto riesgo con algunos signos prometedores. Casi el 50 por ciento de los trabajadores de la salud y las personas mayores de 60 años están completamente vacunados contra el virus en los países que reportan datos a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los datos de junio de 2022 de 31 países que informaron sobre la vacunación contra la COVID-19 de los grupos de alto riesgo muestran un aumento significativo en comparación con fines de diciembre de 2021, cuando solo el 33 por ciento de los trabajadores de la salud y el 10 por ciento de las personas mayores estaban completamente vacunados. La OMS recomienda una cobertura de vacunación del 90 por ciento para los trabajadores de la salud y una cobertura del 80 por ciento para las personas mayores de 60 años.

Solo dos países africanos (Mauricio y Seychelles) han vacunado completamente al 70 por ciento de su población total. Se espera que Ruanda logre este objetivo para fines de mes según el ritmo de su adopción actual, elevando a tres, el número de países en África que alcanzan el objetivo global del 70 por ciento para fines de junio.

Sin embargo, África tiene una demografía mayoritariamente joven, con un 45 por ciento de la población del continente menor de 18 años. En un intento por utilizar las vacunas de manera estratégica, la mayoría de los países se dirigen a su población adulta. La OMS recomienda a los países con baja cobertura de vacunación que se centren en grupos de alta prioridad: trabajadores de la salud, adultos mayores y personas con comorbilidades.

La cobertura del continente de personas mayores de 18 años se estima en 34 por ciento, significativamente superior al 18 por ciento de cobertura total en la población general. Nueve países han vacunado completamente a más del 70 por ciento de su población adulta, mientras que 21 han llegado a más del 40 por ciento de los adultos.

"Después de haber estado acosado por el acceso deficiente a las dosis, los costosos retrasos y las deficiencias, el progreso de la vacunación contra el COVID-19 en África hasta ahora no es una hazaña. La población joven de África ha ayudado al continente a capear la pandemia de COVID-19. Si bien proteger a los jóvenes con alto riesgo de COVID-19 es primordial, centrar los esfuerzos en vacunar a las personas mayores, los trabajadores de la salud y otras poblaciones vulnerables garantizará que estemos un paso por delante del virus", ha dicho el director regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

La OMS recomienda que los países continúen enfocándose en poblaciones de alta prioridad, como trabajadores de la salud, personas con comorbilidades y personas mayores, y que diversifiquen las estrategias de entrega de vacunación, combinando la vacunación en sitios fijos de instalaciones de salud con esfuerzos para llevar la vacunación a las comunidades a través de campañas de vacunación masiva e intensificación de las actividades de inmunización de rutina.

A la fecha, al menos 31 países han planificado campañas masivas de vacunación hasta fin de año. Durante las campañas de vacunación masiva, la OMS recomienda que los países establezcan equipos móviles a medida para la vacunación dirigida de grupos de alta prioridad.

Aprendiendo de la experiencia de las pruebas y el tratamiento del VIH, la vacunación contra la COVID-19 iniciada por el proveedor debe ofrecerse en la atención primaria de salud y en unidades especiales que ofrecen atención a personas con comorbilidades como el VIH, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

La OMS y sus socios están centrando el apoyo en los países que corren el riesgo de quedarse atrás. Catorce países africanos con una cobertura de vacunación inferior al 10 por ciento recibirán apoyo de varios países socios, y la OMS intensificará los esfuerzos para fortalecer la gestión de los datos de vacunación contra la COVID-19 en su asistencia a estos países, muchos de los cuales también están lidiando con crisis humanitarias, y/o brotes de enfermedades.

Contador