Afectadas por cáncer de mama piden que los programas de detección precoz se adelanten a los 45 años

Actualizado 02/02/2007 13:18:16 CET
-

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Cáncer de Mama defendió hoy la importancia de los programas de detección precoz y reclamó que se empiecen a hacer a partir de los 45 años. En la actualidad, las autoridades sanitarias orientan los programas de detección precoz a mujeres comprendidas entre los 50 y 69 años, según la presidenta de FECMA, María Antonia Gimón. En aquellos casos en los que haya algún antecedente familiar, se recomienda una primera mamografía a los 30 años, repitiéndose a criterio del médico, añadió.

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que se celebra el domingo, 4 de febrero, Gimón destacó que los programas de detección precoz permiten intervenciones menos agresivas y un más alto nivel de supervivencia. "En aquellos casos que se logra detectar a tiempo el tumor cancerígeno el porcentaje de curación se eleva a casi el 90%", aseguró.

La Federación reclamó además igualdad en el acceso a los mejores diagnósticos y tratamientos y que no haya discriminaciones, incluidas las derivadas de diferencias territoriales. "Las prestaciones sanitarias deberán ser homogéneas", dijo e instó al Ministerio de Sanidad y a las administraciones sanitarias de las comunidades autónomas a que implementen las políticas contenidas en el documento 'Estrategias en Cáncer del Sistema Nacional de Salud'.

FECMA destacó que entre el 8-9% de las mujeres desarrollará a lo largo de su vida cáncer de mama, la variedad tumoral con mayor incidencia en el sexo femenino. Sólo en España cada año se diagnostican 15.000 nuevos casos de cáncer de mama. No obstante, subrayó que uno de cada dos tumores se cura, por lo que los expertos "deberán seguir investigando en una alternativa para esa otra mitad de tumores".