Publicado 26/05/2020 18:56:12 +02:00CET

El AES avisa de que queda un "largo periodo" de cohabitación con el nuevo coronavirus

Una mujer con ropa verano y protegida con mascarilla durante el segundo día de la fase 2 en Sevilla (Andalucía, España),a 26 de mayo de 2020.
Una mujer con ropa verano y protegida con mascarilla durante el segundo día de la fase 2 en Sevilla (Andalucía, España),a 26 de mayo de 2020. - María José López - Europa Press

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Economía de la Salud (AES) ha avisado, en un proyecto editorial, dirigido por Carlos Campillo y José María Abellán, que todavía queda un "largo periodo" de cohabitación con el nuevo coronavirus, y que se van a necesitar respuestas de salud pública "tan o más determinantes" que en los primeros meses de la primera oleada.

Asimismo, en el trabajo, el especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, Salvador Peiró, ha subrayado la heterogeneidad tanto de la difusión de la pandemia, como de la irrupción temporal, el daño causado o las fuentes de información. "Aunque hay esfuerzos interesantes, la comparación de las distintas respuestas de salud pública ante la Covid-19 parece muy compleja, pese al desmedido interés por "buscar países o regiones que lo hacen peor que otros", ha dicho.

En este sentido, ha pedido huir de la "reyerta" política en la búsqueda de causas de la pandemia y ha comentado que hay una "estrategia básica" en todos los países, el distanciamiento social.

No obstante, el autor ha avisado de la actuación "vacilante" en las dos primeras semanas de marzo, cuando la epidemia empezó a emerger "con claridad", con mantenimiento de fiestas y otros eventos de riesgo hasta fases avanzadas, del transporte público y "pre-anunciando" el confinamiento, un aspecto que se asoció a una gran movilidad de estudiantes desde los principales focos de la epidemia (Madrid y Barcelona) hacia sus residencias, así como de familias hacia segundas residencias en localidades menos afectadas.

"Parece haberse descuidado la prevención y control de los brotes nosocomiales, algo que es bien por la confianza en el control de la transmisión comunitaria por el confinamiento o bien por la información centrada en los hospitales pero defectuosa sobre los fallecimientos extrahospitalarios. En cierta forma, España ha combinado una epidemia de transmisión comunitaria y una epidemia de brotes nosocomiales", ha recalcado el experto.

UNA EPIDEMIA QUE "ARROLLÓ" A POBLACIONES VULNERABLES

De esta manera, el informe de AES contempla que el nuevo coronavirus circulara "ampliamente" desde semanas antes del confinamiento, por lo que los pacientes contagiosos que acudían a Urgencias, centros de salud, consultas o las propias hospitalizaciones, contagiaron a los profesionales y estos y los pacientes se contagiaron entre sí.

"La pandemia no ha finalizado. Así, nos preparamos para un largo periodo de cohabitación con el SARS-CoV-2 en el que las respuestas de salud pública (incluyendo a todo el sistema sanitario y a todos sus profesionales) serán tan o más determinantes que en los primeros meses de la primera oleada", ha zanjado.