Actualizado 31/01/2011 15:03 CET

La AEP considera que la ley antitabaco debe acompañarse de medidas educativas y de programas de deshabituación

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Pediatría (AEP) considera que la puesta en marcha de la ley antitabaco es "la oportunidad" para concienciar a la sociedad, pero cree que "debe acompañarse" de medidas educativas y de programas de deshabituación tabáquica.

Según el vicepresidente de la AEP, Antonio Nieto, la ley antitabaco representa la "oportunidad" de crear una conciencia social que exponga "con toda su crudeza" los efectos nocivos del tabaco y lo "despoje" de su imagen de producto placentero y socializante.

Para garantizar su eficacia, la AEP pide la "absoluta restricción" del tabaco en los ámbitos donde los fumadores puedan perjudicar a los demás y considera "imprescindible" que la ley esté acompañada de otro tipo de medidas.

En este sentido, Nieto destaca que, para favorecer el cumplimiento de la misma, sería necesario "el desarrollo de estrategias educativas en el ámbito de la prevención en todos los niveles sociales (familiar, escolar, laboral, etc), la puesta en valor del mérito de la norma en el ámbito escolar, la facilitación de programas de deshabituación, la financiación de productos farmacéuticos necesarios y la implicación de los colectivos afectados".

Los pediatras recuerdan que muchos estudios demuestran que la exposición pasiva al humo del tabaco en los niños aumenta, de forma muy notable, el riesgo de padecer otitis media, síntomas respiratorios, asma y muerte súbita.

Asimismo, ponen sobre la mesa el resultado de numerosos trabajos que documentan que los hijos de madres fumadoras pesan menos al nacer y presentan un desarrollo pulmonar alterado, que facilita la temprana aparición de enfermedades respiratorias.