Actualizado 30/04/2008 13:01:54 +00:00 CET

La AEAT estudia querellarse contra Gestha por sus acusaciones de negligencia en el control del aceite

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director de la Agencia Tributaria (AEAT), Luis Pedroche, avanzó hoy que el organismo adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda está estudiando querellarse contra el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) por el comunicado emitido ayer, en el que el colectivo denunciaba supuestas negligencias en los controles de importaciones de aceite de girasol en las aduanas.

En declaraciones a Europa Press, Pedroche indicó que en la tarde de ayer remitió personalmente el comunicado de Gestha al servicio jurídico de la AEAT para que determine "si hay base jurídica al objeto de llevar a cabo las acciones legales oportunas".

"Es sorprendente que el comunicado cuestione el buen hacer de los funcionarios de aduanas, ya que en su gran mayoría, las personas que tienen la competencia y la responsabilidad en esos controles son precisamente funcionarios del cuerpo técnico, que con entrega, dedicación y eficacia vienen actuando día a día en todos los recintos aduaneros", aseguró.

Pedroche salió así al paso del comunicado, que calificó de "absolutamente falso", en el se denunciaba que los controles físicos aduaneros a los que se sometieron las partidas de aceite de girasol a granel procedentes de Ucrania se realizaron mediante escáner, sin efectuar los análisis de laboratorio pertinentes.

NO HACÍAN FALTA CERTIFICADOS

En su defensa, el director de la AEAT aseguró que los certificados de sanidad correspondientes al lote de aceite contaminado procedente de Ucrania debieron ser exigidos después de su refino, antes del proceso de envasado, no en el momento de entrada por las aduanas.

En este sentido, el director del organismo explicó que las aduanas no tenían por qué realizar ningún control sanitario en el momento de entrada del aceite contaminado, al no estar refinado y, por tanto, no ser apto para su consumo.

"En la importación de aceite se ha actuado en los términos que el ordenamiento aduanero establece, se han verificado todos los controles y no era necesario ningún certificado sanitario", aseguró para señalar a renglón seguido que "a partir de ese refino sería necesaria la exigencia del certificado".

Por el contrario, el director de la Agencia sostuvo que la aduana ha funcionado "correctamente" y "ha llevado a cabo los controles que tenía que llevar" en las 22 importaciones de este aceite llevadas a cabo en lo que va de año.

En cualquier caso, Pedroche apuntó que el aceite pasó el análisis del laboratorio de aduanas, aunque con la única finalidad de determinar la clasificación arancelaria. "Esa es la función que tiene el laboratorio de aduanas en este tipo de importaciones. La aduana viene funcionando correctamente", apostilló.

Por último, Pedroche recordó que la Agencia Tributaria ha incrementado entre 2007 y 2008 el porcentaje de controles en las aduanas, con nuevos mecanismos, como la inspección no intrusiva a través de escáner.