Actualizado 06/10/2011 13:53:41 +00:00 CET

Advierten de que la incidencia anual de las fracturas por osteoporosis se triplicará en 50 años

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

En los próximos 50 años se triplicará la incidencia anual de las fracturas por osteoporosis, según ha asegurado el doctor Rafael Sánchez Borrego, presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) en el IX Congreso SIBOMM y VI Jornadas Nacionales de Osteoporosis de la AEEM. "Esto se producirá por culpa del envejecimiento de la población", ha explicado Sánchez Borrego en unas charlas en las que se están dando cita más de 300 profesionales.

La osteoporosis es una enfermedad grave, crónica, y progresiva que solo se hace notar cuando se produce una fractura. Una de cada dos mujeres mayores de 50 años puede sufrirla y una de cada tres con más de 80 la tendrá de cadera debido a la enfermedad. Y es que sólo en España dos millones y medio de mujeres la padecen ya que la menopausia es otro factor desencadenante y acelerador de esta patología.

Si los pronósticos se cumplen los costes económicos se elevarán a 120 millones de euros al año solo en asistencia hospitalaria tal y como explican desde AEEM. En la actualidad se producen en nuestro país 90.000 fracturas de cadera y 500.000 vertebrales al año, lo que ya supone un desembolso cuantioso. Por ello, para Sánchez Borrego "es necesario que la osteoporosis sea considerada como un problema sanitario de primer orden".

LA PREVENCIÓN SIRVE PARA LUCHAR CONTRA LA ENFERMEDAD

Para el médico "su prevención debe comenzar antes de que llegue la menopausia. "Todas las mujeres mayores de 65 años y las menores de esta edad pero con algún factor de riesgo deberían realizárse la prueba", añade.

Si finalmente la enfermedad se presenta los ginecólogos cuentan con un gran abanico terapéutico entre el que seleccionar el tratamiento más adecuado y seguro a largo plazo para cada mujer. "El ginecólogo está en posición de realizar controles de despistaje poblacional o screening, identificar a todas aquellas mujeres con osteoporosis establecida y, por supuesto utilizar aquellos tratamientos que mejor le convengan", razona Sánchez Borrego.