Publicado 25/05/2021 11:40CET

Entre el 1 y el 3% de los adultos siguen padeciendo enuresis por no haberse tratado en la infancia

Archivo - Cama, dormir, durmiendo, sábanas, pies, insomnio
Archivo - Cama, dormir, durmiendo, sábanas, pies, insomnio - SOMNISA - Archivo

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

En el Día Mundial de la Enuresis, que se conmemora este martes, la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria advierte de que entre el 1 y el 3 por ciento de los adultos siguen padeciendo esta patología debido a que no se trató en la infancia.

"La enuresis es el escape de orina que sucede en aquellos niños que han cumplido ya los cinco años y que se hacen pis, al menos, cuatro noches al mes y durante tres meses consecutivos", explica el jefe de Urología del Hospital Santa Cristina de Madrid, el doctor Juan Carlos Ruiz de la Roja, también director del Instituto Urológico Madrileño.

Lo que para algunos es algo normal, que se curará con la edad, está relacionado con situaciones de ansiedad crónica, problemas de autoestima y retraso en la esfera social. Esto hace que los niños enuréticos bajen el rendimiento académico, no acudan a campamentos o excursiones ni a dormir a casa de amigos o familiares para que no se sepa que se orinan en la cama, de ahí la importancia de consultar con el médico.

Así, la enuresis se puede considerar un problema importante de salud posiblemente, "infradiagnosticado y, por lo tanto, infratratado", según el experto. Por ello, insiste en que su diagnóstico precoz y tratamiento pueden ayudar a estos niños a mejorar su calidad de vida. Concretamente, más de 500.000 niños padecen enuresis en España: el 16 por ciento de los niños de 5 años, el 10 por ciento de los de 6 años y el 7,5 por ciento de los de 10 años de edad.

En la mayoría de los casos, la enuresis nocturna es causada por una sobreproducción de orina por la noche o una capacidad reducida de la vejiga; además, la incapacidad de despertar puede ser otra causa. Por eso, la valoración física por el pediatra o urólogo, la detección de posibles enfermedades asociadas, la realización de un diario miccional, el tratamiento farmacológico o el tratamiento funcional son las pautas para el correcto diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, según este especialista.

"Hay tratamientos para disminuir la sobreproducción nocturna, por ejemplo, pero lo más importante es etiquetar, llegar al diagnóstico y dar el tratamiento adecuado que existe", reitera el doctor Ruiz de la Roja. Por otro lado, recuerda que las causas también pueden ser psicológicas, pero esto solo ocurre en menos del 10 por ciento de los casos, siendo en el 90 por ciento restante "un problema médico puro y duro".

Por tanto, una exploración permitirá descartar enfermedades más graves, pues, con frecuencia, existe comorbilidad, ya que se ha comprobado una estrecha relación con otras patologías, como estreñimiento, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS).

Asimismo, según el doctor Ruiz de la Roja, esta enfermedad tiene un origen genético. "En el 90 por ciento de los casos, la enuresis es herencia; de hecho, el riesgo de orinarse en la cama es entre 5 y 7 veces mayor entre los niños con un padre enurético y aproximadamente 11 veces más si ambos padres mojaron la cama", concluye.