Actualizado 14/12/2010 11:59 CET

La acupuntura podría ayudar a recuperar el ojo vago

 Hospital Universitario Nuestra Señora del Perpetuo Socorro
EP

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La acupuntura podría convertirse en una alternativa para el tratamiento de la ambliopía u ojo vago en algunos niños de mayor edad, según un estudio de la Universidad de Shantou y la Universidad China de Hong Kong que se publica en la revista 'Archives of Ophthalmology'.

Alrededor de entre un 0,3 y un 5 por ciento de la población mundial tiene ambliopía. Aunque entre una tercera parte y la mitad de los casos están causados por las diferencias en el grado de hipermetropía o miopía entre los dos ojos, un trastorno conocido como anisometropía. La corrección de estos errores refractivos con gafas o lentes de contacto es eficaz en los niños de entre 3 y 7 años, pero para aquellos entre los 7 y los 12, sólo en un 30 por ciento de los casos se puede corregir.

La terapia del parche en un ojo aumenta esta respuesta hasta alcanzar las dos terceras partes en este grupo de edad pero algunos pacientes en los que no se corrige el problema pueden sufrir problemas emocionales.

Los autores compararon el método de parchear un ojo con la terapia de acupuntura en un ensayo en el que participaron 88 niños. De ellos, 43 fueron asignados al grupo de acupuntura y recibieron cinco tratamientos a la semana con la inserción de agujas en cinco puntos. Los otros 45 niños tenían el ojo bueno tapado durante dos horas al día y al menos una vez por semana ejercitaban durante una hora el ojo vago con actividades de visión de cerca como leer o mecanografiar.

Después de 15 semanas, la agudeza visual mejoró alrededor de 1,8 líneas en aquellos con los ojos con parche y en 2,3 líneas en los que siguieron el tratamiento con acupuntura. Se dio una mejora de 2 líneas o más en el 66,7 por ciento de los que pertenecían al grupo del parche y en el 75,6 por ciento en los del grupo de acupuntura. El ojo vago se consideró curado en el 16,7 por ciento de los niños del grupo que empleó el parche y en el 41,5 por ciento del grupo de acupuntura.

Ambos tratamientos fueron bien tolerados por los menores y los niños no tuvieron problemas en ninguno de los tratamientos y no se dieron efectos secundarios en ningún grupo. La acupuntura se realizó después de la escuela para impedir la interferencia con los estudios de los participantes.

Los autores señalan que aunque el efecto de la acupuntura parece prometedor se desconocen los mecanismos que subyacen a su éxito en la ambliopía. Los investigadores señalan que los puntos en los que se insertan las agujas podrían cambiar la actividad de la corteza visual, la parte del cerebro que recibe los datos de los ojos. Esto podría también aumentar el flujo sanguíneo a los ojos y las estructuras de alrededor además de estimular la generación de componentes que apoyan el crecimiento de los nervios retinales.

Los descubrimientos indican que el efecto del tratamiento de acupuntura para la ambliopía es equivalente al tratamiento del parcheado. Sin embargo, en el estudio sólo participaron los pacientes con ambliopía anisometrópica y el periodo de seguimiento fue relativamente corto.

Además, los autores señalan que la terapia con acupuntura es complicada y existen diferencias entre quienes la ejercen en métodos de manipulación, parámetros de estimulación y estilos de tratamiento además de las sensaciones subjetivas que evoca la estimulación por acupuntura. Sin embargo, consideran que los resultados del estudio avalan los puntos de acupuntura empleados para su uso en la práctica clínica.