Actualizado 14/04/2010 16:36:48 +00:00 CET

Absuelta la enfermera holandesa condenada por envenenar a sus pacientes

AMSTERDAM, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La enfermera holandesa Lucia de Berk, que fue acusada en 2003 de una serie de asesinatos, ha sido absuelta por el tribunal de apelación de Arnhem de los cargos por los que ha permanecido en prisión durante seis años y medio.

De Berk, de 48 años y que fue apodada por la prensa como "el ángel de la muerte", ha recibido además una disculpa personal del fiscal general, Harm Brouwer.

El tribunal dictaminó que no es posible establecer que las presuntas "víctimas" de la enfermera --pacientes mayores y niños-- murieran como resultado de una acción humana, informaron los medios locales. Al anunciar la decisión, el público que abarrotaba la sala rompió en aplausos.

En 2001, De Berk fue sospechosa de la muerte inexplicable de un bebe en el Hospital Infantil Juliana de la Haya, uno de los tres hospitales donde ha trabajado. Esta muerte fue seguida por otras muertes sorpresivas de niños pequeños y ancianos. Las estadísticas demostraron que había más muertes cuando De Berk estaba de servicio que en circunstancias normales.

La enfermera fue acusada de envenenar a sus pacientes y, en 2003, fue condenada por siete cargos de asesinato y tres de intento de asesinato, con una sentencia de cadena perpetua. De Berk ha sostenido permanentemente su inocencia y recurrido su sentencia.

En 2008, el Tribunal Supremo, que había confirmado la sentencia en 2006, decidió reabrir el caso y puso en duda las pruebas estadísticas y la causa de la muerte de un bebé. El pasado marzo, La Fiscalía pidió la absolución de De Berk, que había salido de la cárcel en abril de 2008, a la espera de que su caso fuera revisado.

Entretanto, De Berk ha escrito un libro sobre su experiencia, que aparecerá en las librerías de Países Bajos esta semana.