Abren diligencias tras una denuncia sobre la amputación "por error" de la pierna de un bebé

Publicado 05/06/2019 20:17:33CET

CASTELLÓ, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Castellón ha abierto diligencias ante la petición realizada desde El Defensor del Paciente sobre un bebé al que supuestamente le amputaron una pierna "por error" y "también por error" le desentubaron "a destiempo", causando una presunta secuela de daño cerebral, según ha informado esta asociación en un comunicado.

El Defensor del Paciente solicitó a la Fiscalía una investigación de oficio sobre el caso. Los padres del bebé explican en un relato que la madre del niño, a las 23 semanas de gestación, empezó a perder liquido amniótico e ingresó en el Hospital General de Castelló. El bebé nació prematuro -a las 25 semanas- tras realizarle una cesárea a la madre.

No obstante, según señalan, a los 28 días de nacer, el niño se puso "muy malito" y estuvieron dos días pinchándole en las femorales buscando una vía central. "Cuando decidieron dejarnos entrar vimos que mi hijo tenía la pierna como con hematomas, preguntamos qué sucedía y entonces nos dijo la pediatra jefe que hablaría con nosotros, en un pasillo cercano a la UCI de neonatos nos dijo a mi mujer y a mí, palabras textuales, "nos hemos equivocado", refiriéndose al pinchazo en la pierna derecha "que lo hicieron mal", añaden los padres.

Según explican, dicha pierna empezó a ponerse de un tono morado, y pasaron entre 7 y 9 días hasta que llegó el cirujano vascular a visitar al niño. Relatan los padres que les dijeron que quizás solo le amputarían la punta de los dedos, aunque luego les confirmaron que la amputación sería 10 centímetros por debajo de la rodilla.

Los padres aseguran que en los tres meses que estuvieron en el hospital han visto enfermeros manipulando a su hijo sin desinfectarse las manos, y se dieron cuenta que al niño le daban ventolín "caducado".

"Muchos médicos y enfermeras merecen nuestro respeto por el trato recibido hacia mi hijo y hacia nosotros y una minoría merecen nuestro rechazo absoluto por la falta de humanidad, sinceridad y falta de respeto hacia nosotros", concluye el relato.

El Defensor del Paciente espera y desea que se haga la justicia "que no ha sabido hacer la administración, importándole muy poco lo que le ha pasado a esta familia en un caso tan penoso como este".

Contador