Actualizado 13/12/2011 14:21 CET

Pajín valora positivamente los datos y muestra su confianza en que el próximo Gobierno mantenga la actual Ley

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, se ha mostrado satisfecha con los datos del aborto en 2010, publicado este martes por el ministerio que dirige, pese a que la cifra que supone un 1,3 por ciento más que en 2009. Asimismo, ha manifestado que "espera y confía" en que todos los grupos parlamentarios sigan con la política transversal e integral puesta en marcha por el Gobierno en funciones en la actual Ley del aborto que, ha apostillado, "ha dado buenos frutos".

"Tengo que decir que se mantiene la tendencia a la baja con respecto al período anterior a la aprobación de la ley. Lo que es en ese sentido una buena noticia, bien es verdad que hay un repunte respecto al año pasado cuya bajada fue muy contundente, con el primer año de entrada en vigor de la Ley", ha explicado declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara Baja.

Por otra parte, ha destacado por positivo el descenso de los abortos en las mujeres más jóvenes, ya que, ha recordado, "desde Sanidad se ha hecho especial hincapié". No obstante, ha manifestado que "no se puede bajar la guardia", y ha apostado por seguir insistiendo en la prevención, las campañas de sensibilización y el acceso de las mujeres a los medios anticonceptivos, "también a los de emergencia".

Precisamente, en cuanto a su acceso, ha señalado que "están consiguiendo que por primera vez se tengan estos datos que, en cualquier caso, son mejores que los que había en el periodo anterior a la aprobación de esta ley".

Respecto a su opinión sobre el futuro de la Ley con el Gobierno del PP, Pajín espera que en próximos días aclaren su postura ya que, sólo así, se podrán "conocer las verdaderas intenciones del nuevo gobierno".

"Yo lo que espero es que se continúe por una senda que ha sido eficaz, como ponen de manifiesto estos datos; hoy las mujeres tienen más medios anticonceptivos a su alcance, hemos hecho campañas que hay que seguir haciendo de sensibilización a la población, y, sobre todo, hemos conseguido reducir el número de embarazos no deseados y, por tanto, de interrupción voluntaria del embarazo entre las mujeres, respecto al periodo anterior de la Ley y especialmente, entre las mujeres más jóvenes. Debería ser un objetivo, general y generalizado", ha concluido.