Actualizado 28/04/2010 19:46 CET

Aborto.- La Consejera de Salud del Gobierno de Navarra dice que los profesionales se acogen a la objeción de conciencia

PAMPLONA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz, afirmó hoy que "la gente no quiere hacer abortos en la sanidad pública por la objeción de conciencia" y subrayó que "el sentir objetor de los profesionales sanitarios en España hoy en día es algo que lo reflejan los datos del Ministerio de Sanidad".

"Eso es lo que he dicho, lo que yo he mantenido, y eso no es ninguna falacia, es la realidad de Navarra y de España", dijo la consejera, en una entrevista a RNE recogida por Europa Press.

Kutz se pronunció así después de que un grupo de once ginecólogos navarros hayan firmado una carta en la que niegan que todos los médicos de la Comunidad foral sean objetores y después de que el PSN acusara al Ejecutivo foral de "mentir" a los ciudadanos navarros por esta misma cuestión.

La consejera de Salud afirmó que "en España sólo el 2 por ciento de los abortos se hacen en el sistema público y el 98 por ciento en clínicas privadas", y agregó que "comunidades gobernadas por el Partido Socialista, como Extremadura o Castilla la Mancha, no realizan abortos en la sanidad pública".

Preguntada sobre si está garantizada en Navarra la libertad para que los médicos puedan practicar abortos sin presiones, Kutz señaló que "por supuesto que sí". "En este sentido no hay ningún problema, pero hay que respetar no solo lo que opinan estos ginecólogos sino también el resto de profesionales", dijo.

Así, María Kutz señaló que no se debe tener sólo en cuenta la posición de un grupo de ginecólogos y resaltó que en la interrupción del embarazo intervienen también otros profesionales sanitarios. "Todo el mundo tiene derecho a la objeción de conciencia", dijo.