Aborto.- Barberá cree que el barco abortista que partirá desde Valencia es una "provocación" que produce "indignación"

Actualizado 14/10/2008 16:24:39 CET

Las organizaciones pro vida han pedido a la alcaldesa que impida zarpar al barco y no deje que se practiquen allí abortos ilegales

VALENCIA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, consideró hoy que el barco abortista de la organización no gubernamental holandesa 'Women on Waves', que partirá desde la capital valenciana para realizar el viernes los tres primeros abortos en aguas internacionales bajo el "pabellón jurídico holandés", es una "provocación" que produce "indignación".

Barberá, que mantuvo hoy una reunión con miembros de la Comisión de Evaluación Madrid 16 pertenecientes a la Federación Internacional de Vela, realizó estas declaraciones tras este encuentro, al ser preguntada por la llegada a Valencia de dicha embarcación.

"Creo que son provocaciones que nos llenan de indignación", respondió la responsable municipal, que mostró su oposición a esta iniciativa. "Yo estoy en contra, yo, personalmente, de ese barco y de esa provocación", manifestó en este sentido.

Asimismo, la alcaldesa indicó que nos encontramos "en un mundo en el que cada institución tiene sus competencias asignadas" y donde "cada uno tiene que hacer lo que tiene que hacer".

El barco de la organización no gubernamental holandesa 'Women on Waves' tiene previsto partir desde Valencia para realizar el próximo viernes, los tres primeros abortos en aguas internacionales bajo el pabellón jurídico holandés y con el objetivo, dicen de evidenciar las dificultades existentes en el acceso a este derecho básico.

El barco, un velero de 18 metros, hará desde Valencia dos salidas, una el próximo viernes y otra el lunes 20 de octubre, hacia aguas internacionales, aproximadamente a dos horas de esta ciudad. Los abortos que pretende realizar serán "los primeros de la historia de España reciente al margen de la ley española", según los responsables de esta iniciativa, que destacan que no se infringirá la ley española, ya que se realizará bajo la ley de territorio holandés.

LA OPOSICIÓN DE LOS PRO VIDA

La iniciativa es rechazada por organizaciones pro vida como la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos y HazteOir, quienes consideran que la idea está financiada por "la industria del aborto" y busca sólo "delinquir" para "hacer negocio".

En declaraciones a Europa Press el presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos, José María Simón, señaló que esta iniciativa es parte de lo que denomina "la industria del aborto", un "mercado" que, a su juicio, acabará siendo "como el tráfico de esclavos: barcos, dinero y poca transparencia".

En esta misma linea se manifestó el presidente de HazteOir, Ignacio Arsuaga, promotor de la iniciativa Derecho a Vivir (DAV), un comité de expertos que trabajará en paralelo a la comisión gubernamental que estudia la creación de una nueva ley del aborto, para defender "el derecho a vivir y a ser madre".

Arsuaga afirmó en declaraciones a Europa Press que el barco del aborto ha sido una idea financiada por "los empresarios del aborto" con la que buscan "presionar al Gobierno para que apruebe una ley del aborto libre" y poder pasar "de los 100.000 abortos que se cometen cada año en España hasta 200.000 en poco tiempo".

Ante esta situación, el promotor de DAV pidió a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que impidiera al barco el acceso al puerto y el acceso al mismo "de cualquier mujer embarazada que no se encuentre en las situaciones de despenalización contempladas por la legislación española".