Actualizado 09/07/2013 17:45:18 +00:00 CET

Abarca (IDIS) cree que no es necesario un arbitraje para garantizar la calidad en la sanidad, sino ser "transparentes"

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Juan Abarca, ha asegurado que no es necesario un arbitraje para garantizar la calidad asistencial de la sanidad privada sino, por el contrario, "ser transparentes" y "tener resultados" que se auditen externamente.

Abarca se ha pronunciado así durante su intervención en un debate organizado por la Fundación Universidad Rey Juan Carlos (FURJC), en el marco de sus cursos de verano, y que ha contado con la asistencia del portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Marciano Sánchez Bayle, y el presidente de la Confederación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados, Isidro Díaz.

"El arbitraje no vale para nada, lo que hay que hacer es ser transparentes y tener resultados sanitarios y auditarlos externamente, esto es lo que ocurre en todos los países civilizados, excepto en España", ha apostillado Abarca, tras recordar que la privatización es un "hecho" en muchas comunidades como, por ejemplo, en Cataluña donde el 70 por ciento de los hospitales son privados y en Andalucía donde el 70 por ciento de las resonancias que se realizan son privadas.

Dicho esto, el presidente del IDIS ha denunciado que en España no se quiera coger el "toro por los cuernos" y dar una "solución" a la actual situación de la sanidad. "Es un problema de Estado. Todo está politizado y judicializado", ha asegurado.

Asimismo, el presidente de la Confederación Nacional de Hospitales Privados ha mostrado su indignación por las manifestaciones que están realizando los socialistas sobre las privatizaciones llevadas a cabo por el PP y ha afirmado que "no se le puede decir a un inversor extranjero" que cuando gobiernen ellos les van a quitar "sin que se lleven nada".

Por el contrario, el portavoz de la FADSP ha manifestado su desacuerdo con la política sanitaria actual y ha animado a los ciudadanos a que no voten al PP para, así, poder "revertir" el proceso privatizador de la sanidad que está "llevando a cabo" el Gobierno.

"Hay muchas opciones políticas que tienen una visión diferente a la que tiene el PP y que pueden revertir las decisiones tomadas. Y es que, la privatización es costosa, muy negativa y no garantiza la calidad de la atención sanitaria", ha zanjado Sánchez Bayle.