Actualizado 17/05/2022 22:19

El 95% de las terrazas de hostelería tiene niveles perjudiciales de nicotina para la salud

Archivo - Personas fumando en terrazas y vías públicas  durante el día en el que se ha decretado la prohibición de fumar en espacios públicos si no se respeta la distancia de seguridad establecida. Málaga a 14 de agosto del 2020
Archivo - Personas fumando en terrazas y vías públicas durante el día en el que se ha decretado la prohibición de fumar en espacios públicos si no se respeta la distancia de seguridad establecida. Málaga a 14 de agosto del 2020 - Álex Zea - Europa Press - Archivo

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El 95 por ciento de las terrazas de hostelería tiene niveles perjudiciales de nicotina para la salud, según ha informado este martes el coordinador de Prevención de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Sebastián del Busto, siendo la preocupación principal los menores.

"El debate siempre ha girado en torno a aspectos como si fumar en espacios cerrados y abiertos. Pero el humo del tabaco no se esfuma y sigue haciendo daño", insiste Del Busto, que detalla que una colilla apagada continúa desprendiendo el 14 por ciento de la nicotina que emite cuando está prendida, al menos por 24 horas.

"No solo fumar hace daño, sino que también el humo hace daño, aunque no se tenga tanta percepción de ello", ha reiterado. De hecho, de los 8 millones de personas que mueren al año por tabaco en el mundo, un millón no se ha encendido nunca un cigarrillo.

Así, insiste en que "los espacios se contaminan" y hacen daño a la gente, siendo los menores "la preocupación principal". "Más del 70 por ciento de los menores en España están expuestos al humo ambiental del tabaco, siendo más del 40 por ciento de ellos en espacios públicos al aire libre", alerta Del Busto, que agrega que "el humo también está en las infraestructuras".

Así las cosas, los menores que están expuestos al humo de tabaco multiplican su riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, y padecen un 50 por ciento más de infecciones de oído, un 30 por ciento más de infecciones respiratorias y un 20 por ciento más crisis asmáticas.

AMPLIACIÓN DE LA LEY ANTITABACO

Por todo ello, la AECC reclama una ampliación de la Ley Antitabaco, para impulsar los espacios libres de humo en terrazas, piscinas, playas o espacios deportivos, y que esta sea apoyada por todos los ministerios.

En este sentido, han destacado la importancia del 'Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo, 2021-2025', cuyo borrador fue enviado a sociedades científicas y CCAA el pasado mes de diciembre; ya que, pese a estar liderado por Sanidad, es transversal al resto de ministerios.

"El 'Plan Integral de Tabaquismo' debe tener un carácter interministerial y debe estar gobernado desde arriba", ha comentado por su parte la directora de relaciones institucionales de la AECC, Ana Fernández Marcos, para defender que este debe entrar en vigor "cuanto antes".

Así, si bien ha reconocido que España fue pionera en la ley Antitabaco de 2005 y en la de 2010, siendo esta última "una de las mas progresistas en Europa", aún hay algunos 'gaps' que deben solucionarse, como las mencionadas terrazas o las universidades. "La AECC quiere que la nueva Ley Antitabaco sea muy clara en los espacios", ha sentenciado.

"Las universidades no son un espacio protegido, según la ley de 2010, porque se les considera adultos, y esto es un 'gap' importante. La norma se centró en espacios cerrados, y los pequeños elementos que se dejaron a la interpretación quedaron tan indefinidos que se generaron los problemas actuales", ha comentado Fernández.

Además, la directora de relaciones institucionales de la AECC ha defendido la importancia de incrementar los precios de las cajetillas para dificultar el consumo de tabaco. "España es el estanco del mundo, mucha gente de otros países viene a comprar tabaco porque la media de España no supera los 5 euros por cajetilla, y este es un aspecto que controla Hacienda", explica, para añadir que esta es una de las medidas más claras para evitar que los menores empiecen a fumar, al no tener estos poder adquisitivo.

Por otro lado, Fernández ha criticado que no se está cumpliendo la vigilancia de si el tabaco lo compra o no un menor. "El 9 por ciento de los menores de entre 14 y 18 años fuman todos los días, y 14 es la edad media para empezar a fumar", ha precisado, añadiendo que la adicción se consolida en 6 meses.

"Tenemos que avanzar en las pequeñas indefiniciones y también en el precio y en las sanciones, para que los menores no tengan tan fácil entrar en un lugar a comprar tabaco", ha apuntado Fernández. Por todo ello, ha señalado que "la parte educativa es clave" y esta "debe ser continuada y sistemática".

Finalmente, la AECC ha reclamado una regulación de la publicidad en el entorno digital, donde se mueven principalmente estos menores y la gente joven. "Por ello, necesitamos un Plan Integral que involucre a todos los ministerios, como Hacienda, Consumo y Educación, entre otros, para que el Gobierno tenga una hoja de ruta. De lo contrario, iremos parcheando", ha insistido.

EL CONSUMO DE TABACO VA POR BARRIOS Y POR ESTRATO SOCIAL

Por otro lado, según datos del Observatorio de la AECC, el consumo de tabaco entre personas de estratos sociales inferiores es casi el doble que en personas de clase alta; y la exposición diaria al humo del tabaco en espacios cerrados es casi tres veces superior. Esto implica un riesgo significativamente más alto de desarrollar cáncer de pulmón, entre otros.

Así, según la asociación, el 12,56 personas que fuman a diario ocupan puestos directivos o gerencias de establecimientos de 10 o más asalariados y profesionales tradicionalmente asociados a licenciaturas universitarias; el 15,62 por ciento ocupa estos cargos directivos, pero con menos de 10 asalariados, o son profesionales tradicionalmente asociados a diplomaturas universitarias y otras profesiones de apoyo técnico; así como deportistas y artistas.

Por otro lado, el 18,82 de personas que fuman a diario tienen ocupaciones intermedias o son trabajadores por cuenta propia; el 21,16 por ciento son supervisores y trabajadores en ocupaciones técnicas cualificadas; el 22,93 por ciento son trabajadores cualificados del sector primario y otros, y el 22,38 por ciento son trabajadores no cualificados.

Asimismo, según estos datos, por CCAA, aquellas con mayores porcentajes de fumadores a diario son Extremadura, Murcia y Andalucía. Las que menos, Melilla, País Vasco y Comunidad de Madrid.

Más información