El 85% de los jóvenes que fuman cigarrillos han probado los porros

Actualizado 08/01/2007 18:00:07 CET
-

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Algo más del 85 por ciento de los jóvenes que fuman cigarrillos han probado los porros, mientras que entre los universitarios que no fuman tabaco tan sólo el 10 por ciento ha probado el cannabis. Estos datos, desvelados por un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Girona, sugieren la necesidad de abordajes conjuntos para la prevención del consumo de drogas, principalmente en lo que se refiere al tabaco y el cannabis.

El estudio, publicado en la revista 'Adicciones' de Socidrogalcohol y recogido por Europa Press, revela en concreto que casi la mitad de los fumadores de tabaco (46,3 por ciento) son también fumadores ocasionales o habituales de porros. Por el contrario, sólo el 14,6 por ciento de los fumadores no ha fumado nunca un porro entero. El 25,4 por ciento ha fumado un porro o más "sólo por probar", mientras que un 13,7 por ciento fumaba antes porros y ahora no.

Por ello, la investigación concluye que el consumo de tabaco, al margen de los perjuicios para la salud que supone, "puede ser la puerta de entrada al consumo de otras drogas de igual o mayor peligrosidad".

Este estudio, que analiza el patrón de consumo de cannabis en una muestra de casi 600 jóvenes universitarios, revela que más de las tres cuartas partes de los universitarios de la muestra y más de la mitad de las universitarias han fumado alguna vez un porro. Respecto al consumo habitual de esta droga, casi la mitad de los hombres y algo menos de la tercera parte de las mujeres son o han sido consumidores habituales de esta sustancia.

Aunque existen más consumidores de cannabis entre los varones que entre las mujeres, la magnitud de consumo entre los que se reconocen consumidores es similar. Según los investigadores, "sorprende" que son las mujeres las que se inician antes en el consumo, lo que "hace pensar en una posible inversión de la tendencia". "Parece que aunque muchas más mujeres que hombres prefieren no probar el cannabis, aquellas que deciden hacerlo lo hacen más precozmente que ellos, y si continúan consumiendo lo hacen con la misma intensidad", señalan.

Los expertos de la Universidad de Girona señalan además que los resultados del estudio hacen pensar que el riesgo de habituación se incrementará a medida que disminuya la edad de la primera experiencia con esta droga. Según los autores del estudio, retrasar "al máximo" la edad de primer contacto experimental con la droga entre los adolescentes es "un factor protector que debe convertirse en objetivo prioritario de padres y educadores".