Publicado 13/07/2020 13:11CET

El 78% de médicos privados han visto totalmente mermados sus ingresos desde el inicio del confinamiento

Consulta Médico. Médico con una paciente.
Consulta Médico. Médico con una paciente. - MAPFRE - Archivo

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 78% de los profesionales médicos que trabajan en
sanidad privada han visto totalmente mermados sus ingresos desde el inicio del confinamiento, según una encuesta elaborada por Medical Admin, que expone cómo muchos centros calificados de atención no esencial se han visto obligados a un cierre parcial o completo y a restringir el acceso de pacientes.

Los municipios con más de 100.000 habitantes han sido los más afectados al concentrar un mayor número de hospitales designados a la lucha contra el COVID-19. En estos núcleos de población los profesionales médicos que compaginaban visitas en la sanidad pública y privada se han visto obligados a renunciar a un porcentaje de sus pacientes.

En concreto, este colectivo de profesionales afirma que han registrado un descenso del 70% de clientes pasando de una media de 8 visitas al día a apenas superar los 2 pacientes en su consulta actualmente. Además, cerca de un 10% afirma que se ha visto obligado a desprenderse de despachos independientes donde operaban antes de la pandemia por la incapacidad de asumir costes fijos y están apostando ya por nuevas opciones como las de compartir espacios con otros profesionales.

Los procesos asistenciales que no requerían la exploración del paciente se han incrementado en un 330% mediante vidioconsulta. "Pacientes y profesionales médicos aplauden esta alternativa que optimiza procesos como la entrega de resultados o la solicitud de analíticas reduciendo a solo un 30% las visitas indispensables del paciente a la consulta como en el caso de procesos que exigen presencialidad como la exploración", explican.

En este sentido, los centros médicos prevén un futuro donde el papel de la videoconsulta vaya ganando peso y, por tanto, se reformule el concepto tradicional de consulta. Y cerca de un 40% contempla desprenderse de salas en búsqueda de una optimización completa de los espacios alternando su uso entre distintos profesionales exclusivamente mediante la reserva bajo demanda.

"La pandemia del COVID-19 ha impactado fuertemente a centros y profesionales médicos en su flujo de trabajo. En Medical Admin vemos un futuro donde la tecnología y los espacios físicos tradicionales conviven. Nos adentramos en un nuevo contexto donde los profesionales no podrán hacer frente a costes fijos por la volatibilidad de su servicio y los centros médicos deberán flexibilizar su modelo de negocio para abrir sus instalaciones cada vez a más profesionales con diferentes necesidades", afirma Albert Soro, CMO y CoFundador de Medial Admin.