El 76% de los enfermos de psoriasis sufre ansiedad y estrés, que disminuyen con la mejora en los síntomas dermatológicos

Actualizado 13/06/2007 16:03:20 CET
-

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La psoriasis repercute en la calidad de vida del paciente a distintos niveles, entre ellos el psicológico, según los datos de un estudio realizado por el Hospital Germans Trias y Pujol de Badalona. El 76 por ciento de los pacientes que la padecen sufren ansiedad o estrés y el 19 por ciento necesita ayuda psicológica o psiquiátrica. Estas son algunas de las conclusiones que se tratan hoy durante el 'Fórum de pacientes con psoriasis', organizado en el marco del Congreso Nacional de Dermatología que se celebra en Granada, y donde se va enseñar a los pacientes las claves para convivir son su enfermedad.

El doctor Manuel Reyes, psiquiatra del Hospital San Cecilio de Granada, explica que "los pacientes con psoriasis tienen mayor tendencia a padecer depresión o síntomas depresivos", lo que puede llevar al abandono del tratamiento y, por tanto, a un empeoramiento de la enfermedad. "Por el contrario, si el paciente está psicológicamente bien, también se cuidará para estarlo físicamente", resalta el doctor Reyes para el que es fundamental no "descuidar" la salud mental del paciente.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel, de carácter crónico, que se estima la padece el dos por ciento de la población. Entre las recomendaciones, los especialistas aconsejan tener una actitud activa, tolerar la curiosidad de los demás o estar dispuestos a hablar de la enfermedad. Además, el doctor Reyes insiste en es importante "conocer los diferentes tipos de tratamiento que existen, así como los fármacos contraindicados, para poder pedir ayuda cuando sea necesario".

LOS TRATAMIENTOS PARA PSORIASIS MEJORAN EL ASPECTO PSICOLÓGICO DEL PACIENTE

Desde el punto de vista clínico, se ha comprobado que un tratamiento efectivo de la psoriasis mejora significativamente el aspecto psicológico de la enfermedad. Por ello, "aunque, en principio, un paciente no fuera candidato a un tratamiento más potente, si gracias a él se consigue mejorar el aspecto psicológico de la enfermedad, habrá que tenerlo en cuenta", afirma el doctor Miquel Ribera, médico del servicio de Dermatología del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol.

En este sentido, señala que, actualmente, existen tratamientos muy efectivos y con pocos efectos secundarios, como las terapias biológicas, que permiten tener la enfermedad bajo control y "repercuten positivamente en la disminución de la depresión". Por otra parte, es recomendable que el paciente con psoriasis conozca su enfermedad, cómo controlarla y, en consecuencia, consiga llevar una vida lo más normalizada posible.