Un 75% de la población sana mostraría anomalías en su espalda si se hiciese una resonancia

Actualizado 11/03/2008 13:07:06 CET

BILBAO, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El médico especialista de Medicina Física y Rehabilitación y responsable del servicio de Rehabilitación del hospital San Juan de Dios de Santurtzi, Ander Álava, advirtió hoy de que entre el 70 y el 75 por ciento de la población sana mostraría anomalías en su espalda si se hiciese una resonancia magnética, lo que no significa que este aspecto tenga que llevar aparejadas patologías o simplemente problemas de dolor lumbar.

Álava, que ofrecerá mañana una conferencia sobre el dolor de espalda en el marco del 'Aula de Salud' del hospital San Juan de Dios de Santurtzi, explico que "el verdadero manejo de los problemas de dolor de espalda lo tiene el paciente" y señaló que "en la práctica mayoría de los casos, el poder llevar una vida normal depende de si éste atiende o no a unas normas de prevención y de higiene postural básicas".

Asimismo, el médico indicó que entre el 80 y el 85 por ciento de la población entre los 30 y los 50 años va a tener un episodio de dolor de espalda en su vida. Según dijo, este problema se da más en hombres, "pero se está apreciando un aumento en la incidencia de esta dolencia entre las mujeres, debido, fundamentalmente, a la mayor incorporación de la mujer al mercado laboral y al aumento de su actividad física".

FACTORES DE RIESGO

Álava señaló que el principal factor responsable del dolor agudo de espalda suele ser la sobrecarga traumática de ésta, provocada en muchas ocasiones "por levantar cargas pesadas en el trabajo o por desempeñar una actividad laboral expuesta a vibraciones de máquinas pesadas, taladros, etc".

Por otro lado, indicó que en los pacientes con dolor lumbar cronificado, se aprecia un cierto miedo a desarrollar nuevos episodios y a que esto acabe suponiendo una incapacidad laboral. Dentro del dolor crónico, el médico dijo que entre los 30 y los 50 años de edad, la demanda de actividad física, especialmente en los individuos varones, es alta.

"Este factor de sobrecarga mecánica se une al hecho de que el cuerpo humano, a partir de los 25 años de edad, comienza a perder agua de sus tejidos, proceso que también afecta a los discos intervertebrales, que van perdiendo sus cualidades y función en un proceso degenerativo más o menos acusado", precisó, para añadir que esta involución natural "no tiene que implicar necesariamente procesos dolorosos".

EJERCICIO COMO TERAPIA

Álava aseguró que un buen método para evitar nuevos episodios de dolor de espalda en pacientes con dolor crónico es el ejercicio físico. "Éste no disminuye la incidencia de esta dolencia pero sí aumenta la tolerancia al dolor, el dolor es menos intenso y se registran menos recidivas", aseveró.

El especialista incidió también en que las personas deben hacer un mayor hincapié en su vida diaria en la higiene y en los cuidados posturales. Así, advirtió de que "una mala postura en un momento determinado no suele provocar ningún daño, pero una mala postura repetida infinidad de veces a lo largo de los años sí puede desembocar en una dolencia". Por ello, dijo que es "fundamental" no cargar la espalda con una tensión mecánica excesiva, mantener un buen tono muscular y tratar de mantener una espalda con una cierta elasticidad.

El experto apuntó que es "más conveniente para la espalda flexionar las rodillas y agacharse con la espalda recta", así como que "no basta con estar sentado sino que también se ha de estar respaldado, ya que de otra manera, la tensión que tiene la espalda cuando una persona no está respaldada es mayor que la que se registra cuando esa misma persona permanece de pie".

Además, sostuvo que cuando se coge peso o se tose, "ayuda mucho efectuar una compresión abdominal, ya que esta acción tiene un efecto similar al que realizaría una faja, equilibrando las tensiones finales que soportará la espalda".

También llamó la atención sobre la adecuación del mobiliario de los hogares "que en muchas ocasiones, está más enfocado a la forma que a la función y esto obliga a la espalda a esfuerzos añadidos y continuados en el tiempo", dijo, para añadir que camas, encimeras y lavabos excesivamente bajos que obligan a gestos en flexión repercuten en la salud de la espalda.

AULA DE SALUD

Aula de Salud es una serie de conferencias de educación sanitaria del hospital San Juan de Dios, gratuitas y abiertas al público en general, que transmiten a los ciudadanos de la zona donde se ubica el centro sanitario, temas importantes de educación sanitaria.

Las próximas conferencias previstas tratarán los hábitos de vida saludables, las consultas ginecológicas más frecuentes y los aspectos más importantes y prácticos de la dependencia. Esta iniciativa se enmarca dentro del programa de actividades de promoción de la salud del hospital.