Publicado 26/04/2021 11:44CET

El 75% de los mayores de 15 años valoraron su salud como 'buena' o 'muy buena' en 2020, unos 5 puntos más que en 2014

Archivo - Gente andando por la calle, persona, personas
Archivo - Gente andando por la calle, persona, personas - ÓSCAR DEL POZO/EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 75,5 por ciento de la población española mayor de 15 años valoró su estado de salud como 'bueno' o 'muy bueno' en 2020, lo que supone unos cinco puntos más que en el año 2014, según se desprende de la Encuesta Europea de Salud en España (EESE), publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por sexo, el 79,3 por ciento de los hombres declaró tener un buen estado de salud, frente al 71,9 por ciento de las mujeres, si bien la percepción positiva del estado de salud disminuye con la edad. Así, mientras que en el grupo de edad de 15 a 24 años, el 93,9 por ciento de los hombres y el 90,7 por ciento de las mujeres valoraron su estado de salud como bueno o muy bueno, en el de 85 y más años los porcentajes bajaron al 38,4 por ciento en los hombres y al 28,8 por ciento en las mujeres.

Las regiones con mayor porcentaje de personas de más de 15 años que valoraron positivamente su salud fueron Baleares (82,9%), la ciudad autónoma de Ceuta (81,7%) y Extremadura (79,5%); mientras que Canarias (64,6%), Castilla y León (66,4%) y Asturias (68,1%) presentaron los menores valores.

Los problemas o enfermedades crónicos de salud más frecuentes padecidos por la población analizada, y diagnosticados por un médico, fueron la hipertensión arterial (19,0%), el colesterol elevado (15,3%), la artrosis (14,4%), los dolores lumbares (13,7%), los dolores cervicales (11,3%), la alergia (10,8%), varices (7,6%), diabetes (7,5%), migrañas (6,8%), ansiedad crónica (5,8%) y depresión (5,3%). Todos los problemas señalados, salvo el colesterol y la diabetes, tuvieron mayor presencia en las mujeres que en los hombres.

Al mismo tiempo, el trabajo ha evidenciado que el 19,5 por ciento de la población mayor de 65 años tuvo dificultad para realizar alguna actividad básica de la vida diaria como alimentarse, asearse, vestirse, sentarse o levantarse, especialmente las mujeres (24,3%) y en todos los grupos de edad, especialmente a partir de los 85 años.

Las actividades en las que un mayor número de personas encontraron dificultad fueron asearse (16,5%), vestirse (13,7%) y sentarse o levantarse (13,2%). Además, ocho de cada 10 personas (82%) de 65 y más años con dificultades para realizar algunas de las actividades básicas de la vida diaria afirmaron que disponen de ayuda personal o técnica para llevarlas a cabo. Por su parte, el 53 por ciento declaró que necesitaba recibir ayuda o más ayuda de la que actualmente dispone.

Ahora bien, el porcentaje de población de 65 y más años con dependencia funcional disminuyó respecto a 2014 (19,5% frente a 20,7%). Por sexo, el descenso fue mayor en los hombres (13,3% frente a 15%) que en las mujeres (24,3% frente a 25,2%).

Por otro lado, el 21 por ciento de la población de más de 15 años de acudió al médico de familia en las cuatro últimas semanas anteriores a la entrevista (29% en 2014), sobretodo las mujeres, y las visitas al médico especialista también disminuyeron respecto a 2014.

Las visitas al médico son más frecuentes a medida que aumenta la edad. El 13,8 por ciento de la población de entre 15 y 24 años acudió al médico de familia y el 7,9 por ciento al especialista, mientras que los porcentajes de personas de 65 y más años que frecuentaron el médico general y el especialista fueron del 32 por ciento y del 12,2 por ciento, respectivamente. El 24,1 por ciento de las personas fue atendida en Urgencias en los 12 meses anteriores a la entrevista.

En relación a las visitas a otros profesionales sanitarios, en los 12 meses anteriores a la encuesta el 16,8 por ciento visitó un fisioterapeuta y el 4,8 por ciento consultó un psicólogo. Asimismo, el 1,8 por ciento de la población nunca ha ido al dentista y el 49,1 por ciento no fue en el último año.

Respecto a las pruebas médicas realizadas en los últimos 12 meses, el 72,4 por ciento se hizo un análisis de sangre, el 23,2 por ciento una radiografía y el 15,3 por ciento una ecografía. Ahora bien, las hospitalizaciones con pernoctación descendieron respecto a 2014, mientras que las hospitalizaciones en hospital de día aumentaron.

SE REDUCE EL CONSUMO DE MEDICAMENTOS

Asimismo, el trabajo ha puesto de manifiesto que el consumo de medicamentos recetados disminuyó respecto a 2014 (52% frente a 54,8%), al igual que las personas que declararon automedicarse (14,7% frente a 21,6% de 2014).

Además, siete de cada 10 personas se controlaron la tensión arterial en el año anterior a la encuesta (72,3%). Una misma proporción de personas se midió el nivel de azúcar en sangre (70,3%) y el colesterol (70,9%). Así el 90,5 por ciento de las personas de 65 y más años se controló la tensión arterial, el 87,1 por ciento se midió la glucemia y el 88,3 por ciento el colesterol.

El 18,3 por ciento de la población de 50 a 69 años se hizo una prueba de sangre oculta en heces para la detección precoz del cáncer colorrectal en el último año. El 73,8 por ciento de las mujeres de 50 a 69 años declaró haberse hecho una mamografía para la detección precoz del cáncer de mama en los dos últimos años.

Por el contrario, el 5,7 por ciento de las mujeres de 50 a 69 años nunca se la ha realizado. No obstante, siete de cada 10 mujeres de 25 a 64 años (72,6%) se realizó una citología vaginal en los últimos tres años. El 13,5 por ciento de mujeres de este grupo de edad afirma no haberse realizado nunca esta prueba.

El porcentaje de población que se realizó alguna de las anteriores pruebas preventivas fue similar al de 2014, a excepción de la prueba de sangre oculta en heces que aumentó hasta el 18,3 por ciento de la población de 50 a 69 en 2020, frente al 8,3 por ciento en 2014.

MÁS DE LA MITAD DE LA POBLACIÓN TIENE SOBREPESO

El 53,6 por ciento de la población mayor de 18 años estaba por encima del peso considerado como normal en 2020, especialmente los hombres (61,4%) que las mujeres (46,1%). En lo que se refiere a la población menor de edad (de 15 a 17 años), un 20,7 por ciento se encontraba por encima del peso considerado como normal.

La obesidad afectó al 16 por ciento de la población mayor de 18 años, y el sobrepeso al 37,6 por ciento. En el caso de los menores (de 15 a 17 años) la obesidad afectó al 2,9 por ciento y el sobrepeso al 17,8 por ciento. En sentido contrario, el 2,1 por ciento de la población mayor de edad tenía peso insuficiente.

Del mismo modo, el 36,1 por ciento de las personas realizó ejercicio físico en su tiempo libre más de dos días a la semana, el 13,2 por ciento hizo ejercicio físico uno o dos días a la semana y el 50,7 por ciento no lo realizó en su tiempo de ocio.

El 67,7 por ciento de las personas afirmaron comer fruta a diario, especialmente las mayores de 75 años, si bien el consumo de verduras es algo inferior al de fruta, ya que el 46,6 por ciento de la población la consume a diario.

Además, el 19,8 por ciento de la población mayor de 15 años fuma a diario, el 2,3 por ciento es fumador ocasional, el 22 por ciento es exfumador y el 55,9 por ciento nunca ha fumado. Por sexo, el porcentaje de fumadores diarios fue del 23,3 por ciento en los hombres y del 16,4 por ciento en las mujeres. El número de fumadores diarios mantuvo en 2020 la tendencia decreciente de los últimos años.

Las comunidades autónomas con mayor porcentaje de fumadores diarios de 15 y más años en 2020 fueron Extremadura (25,3%), Murcia (23,7%) y Andalucía (20,9%). Por su parte, Melilla (15,2%), País Vasco (16,1%), y Galicia y Comunidad de Madrid (17,7% ambas) presentaron los menores porcentajes.

Respecto al consumo de bebidas alcohólicas en el último año, el 30,3 por ciento de la población lo hizo ocasionalmente (menos de una vez por semana), el 34,5 por ciento no consumió, el 22,5 por ciento lo hizo varias veces por semana y el 12,6 por ciento diariamente. El porcentaje de personas que consumió alcohol diariamente bajó respecto a 2014.