El 59% de los europeos sufre dolores de cabeza al menos una vez al mes, según expertos

Actualizado 05/11/2007 12:25:36 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 59% de los europeos sufre dolores de cabeza al menos una vez al mes, según expertos en el tema tras un estudio realizado por la Universidad de Sapienza en Roma, comunicó hoy la organización en una nota.

En este sentido, el doctor Honorato, del Departamento de Farmacología de la Clínica Universitaria de Navarra, afirma que "el momento ideal para ingerir un medicamento contra el dolor de cabeza sería la primera media hora desde que comienzan los primeros síntomas". El médico asegura que "un fármaco básico como puede ser la aspirina tomada ante los primeros síntomas es mucho más eficaz que uno más potente una hora después".

La investigación, publicada recientemente en la revista 'J Headache Pain', concluye que el efecto del fármaco contra el dolor de cabeza es mayor si se administra en el momento en el que es incipiente. Por lo tanto, el uso rápido del medicamento genera mayor eficacia. Así, demuestra el estudio que es más importante el tiempo de respuesta que el tipo de fármaco.

En España, la tónica general que muestra el estudio es el dejar que duela para luego tratar la zona en cuestión. El doctor Honorato afirma en este sentido que los españoles "por lo general tardan en tomar medidas". "Es muy frecuente que ante los primeros síntomas del dolor de cabeza se espere a ver qué pasa". La actuación ideal, según el médico, sería tomar rápidamente la aspirina ante los primeros síntomas del dolor de cabeza para cortar la progresión del dolor.

El tiempo también tiene mucho que ver en la aparición de la espiral del dolor. Cuando el paciente retrasa el momento de la ingesta del medicamento se produce un aumento progresivo del dolor de cabeza. Así, se entra en una espiral de dolor que incrementa la dificultad de atacarlo pasada una hora desde los primeros síntomas del mismo.

Según el estudio de la Universidad de Roma, si se ingiere el fármaco a su debido tiempo, se producirá un corte en el desarrollo de la espiral del dolor, sin necesidad de sufrir una dolencia aguda.