Publicado 19/05/2020 15:11CET

El 56% quiere que el Gobierno siga al mando de la crisis, mientras el 36,6 quiere que lo tomen las comunidades

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúne con los presidentes autonómicos por videoconferencia, en Madrid (España) a 10 de mayo de 2020.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúne con los presidentes autonómicos por videoconferencia, en Madrid (España) a 10 de mayo de 2020. - Moncloa

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de los españoles, concretamente el 56% son partidarios de que el Gobierno central siga al frente de la gestión de la crisis del coronavirus, aunque hay un 36,6% que defiende la necesidad de que el mando pase a manos de los gobiernos autonómicos.Además, un mes se han duplicado los que consideran que no hay por qué esperar a que pase la pandemia para criticar al Ejecutivo.

Así lo pone de manifiesto el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado a principios de este mes, cuando se iniciaba la denominada desescalada y empezaban a relajarse las reglas de confinamiento.

El CIS ha vuelto a incluir preguntas específicas sobre la gestión política del coronavirus para conocer, por ejemplo, el nivel de confianza en la actuación del Gobierno, que cae medio punto respecto al mes anterior, hasta el 46%, mientras que su actuación genera poca o ninguna en el 48,4%, 1,4 puntos más que en abril.

BAJAN LOS QUE PIDEN PROCRASTINAR LAS CRÍTICAS

También son más quienes defienden que los partidos deben hacer las críticas que consideren oportunas al Gobierno, pese a la pandemia. En concreto, este porcentaje, que en abril era del 10% sube ahora hasta el 19,7%. En paralelo bajan 13 puntos --del 88 al 74,9%-- los partidarios de apoyar al Ejecutivo y dejar los reproches para más adelante.

La encuesta también valora la gestión de los líderes políticos respecto a la pandemia y, como en abril, el presidente del Gobierno es el único que aprueba. Ahora se anota un 5 raspado -dos décimas menos que en abril--, mientras que el máximo responsable del PP, Pablo Casado, que sacó un 4,2 hace un mes, ahora sólo logra un 3,6 y queda por detrás de los líderes de Ciudadanos y Podemos.

RANKING DE LÍDERES

Así, la segunda mejor nota es para la presidenta del partido naranja, Inés Arrimadas, que sube una décima, hasta el 4; le sigue el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, con un 3,7. En abril había empatado a 3,8 con el líder de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón, por quien el CIS ya no ha preguntado en este segundo barómetro especial sobre el Covid-19.

Después figura Casado, con su 3,6 y cierra el ranking el líder de Vox, Santiago Abascal, que se anota un 2,4, frente a su 2,8 de abril.