El 50% de los pacientes que sufre muerte súbita no manifiestan síntomas previos

Actualizado 20/12/2011 18:53:11 CET

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 50 por ciento de los pacientes que sufre muerte súbita no manifiestan síntomas previos, lo que dificulta enormemente su tratamiento, según destaca el doctor Jesús Almendral, miembro de la Sociedad Española de Cardiología de la Unidad de Electrofisiología del Grupo Hospital de Madrid en un artículo publicado recientemente en el 'British Heart Journal'.

En España se producen cada año entre 10.000 y 15.000 casos registrados, por este motivo explica que la importancia de seguir investigando. Otros datos que destaca este experto, coautor del artículo, es que entre el 65 por ciento y el 70 por ciento de los casos de muerte súbita son provocados por enfermedad coronaria, entre un 15 por ciento y un 18 por ciento por miocardiopatías, entre un 5 y un 10 por ciento por otras causas cardiovasculares y entre el 5 y el 10 por ciento restante corresponde a causa desconocida.

Por otra parte, recuerda que el pronóstico de supervivencia de las personas que sufren una parada cardiaca fuera del medio hospitalario es muy bajo, de apenas el 10. "En los casos de muerte súbita cobra una especial importancia la reacción de las personas que atienden al paciente, ya que realizar una reanimación cardiopulmonar en los minutos siguientes y trasladarlo a un servicio de urgencia, elevará enormemente las posibilidades de supervivencia de este paciente", destaca Almendral.

En el artículo, publicado en el mes de octubre, se evalúa cuál es el mejor tratamiento para los pacientes que han sobrevivido a un episodio de muerte súbita y destacan los resultados de diversos estudios aleatorizados que demuestran que el desfibrilador implantable es más eficaz que la medicación convencional.

Según Almendral, "se ha demostrado que la implantación de un desfibrilador en el cuerpo del paciente mejora las posibilidades de supervivencia, aún así, el desfibrilador no consigue la arritmia cardiaca, sino que reacciona cuando ésta ya ha ocurrido, es por ello, por lo que otros tratamientos como la ablación o la cirugía, suelen ser complementarios para determinados pacientes".

Actualmente, la SEC está llevando a cabo el Estudio Español de Muerte Súbita en Deportistas, que pretende reunir todos los casos de muerte súbita que se producen en España relacionados directamente con la práctica deportiva, con el objetivo de establecer una gran base de datos, poder analizar las verdaderas causas que la generan y detectar la muerte súbita de forma precoz.

El estudio realizará un análisis de las muertes súbitas que padecen en España jóvenes deportistas (entre 40 y 50 casos al año aunque sólo se registra la mitad), con el fin de conocer las verdaderas causas que provocan su muerte, bien sea durante la práctica deportiva, bien cuando se hallan en reposo tras realizarla.

Además incluirá exclusivamente los casos de jóvenes deportistas de edad menor o igual a 35 años que participen en cualquier actividad deportiva que requiera un entrenamiento sistemático y que participen en una competición.