Actualizado 16/05/2007 22:18:45 +00:00 CET

El 43 por ciento de los ancianos españoles con hipertensión está mal medicado y poco controlado

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El 43 por ciento de los ancianos españoles toma un solo fármaco para controlar la hipertensión y el 70 por ciento de los 600 casos estudiados están "mal controlados", según los resultados del estudio 'HANYDE' que remarca que la presión arterial de ellos estaba por encima de lo recomendable.

Según la investigación, donde 70 especialistas estudiaron 600 casos de mayores españoles para saber si el riesgo en los pacientes hipertensos variaba si tomaban o no la medicación, existe en España una "inercia terapéutica" que se pone de manifiesto con el predominio de la monoterapia, aunque las combinaciones de dos fármacos "son más recomendadas".

Los datos recabados indican que la presión media de los mayores en tratamiento era de 148/77, cuando la cifra debería estar por debajo de 120/80. En todos los casos, aunque reducir la presión sea "clave para prevenir un infarto de miocardio o un ictus", hasta "un 70 por ciento de ellos están mal controlados".

El doctor Juan Macías, uno de los coordinadores del estudio, indica que las personas mayores que no consiguen controlar su hipertensión necesitan tratamientos más potentes que hace necesario "reforzar la terapia".

Por otro lado, Macías se sorprende de la situación plasmada en la investigación, ya que "los mayores pueden beneficiarse de combinaciones de dos fármacos de distintas familias terapéuticas que han demostrado tener un mejor control de la tensión".

EL ESTUDIO

El estudio 'HANYDE' relevó la situación de 365 pacientes cuya medicación es controlada en las residencias donde viven, y otros 293 que acuden por problemas de hipertensión a ambulatorios o unidades de geriatría.

Allí se indica que el 50 por ciento de los mayores que viven en una residencia con hipertensión severa toma combinaciones de fármacos antihipertensivos. Además, la combinación más utilizada es la de un 'ARAII' más un diurético o la de un 'IECA' más un diurético.

Del total de pacientes analizados, el 43 por ciento estaba siendo tratado con un fármaco, el 42 por ciento con dos y el 13 por ciento con tres. En tanto los que consiguen los valores de presión arterial recomendables es algo mayor entre los que viven en una residencia.