Actualizado 12/06/2013 15:38 CET

El 41% de pacientes asmáticos, preocupado por el precio de su terapia

Asma
IMEO

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 41% de los pacientes asmáticos está preocupado por los precios de su terapia, dada la situación de crisis económica, según ha alertado este miércoles la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

Ante esta situación, la Separ ha elaborado el estudio '¿Influye la crisis económica en el paciente asmático?' para conocer el impacto de la recesión en estos enfermos crónicos, y sus conclusiones las desvelará en el 46 congreso nacional de la sociedad entre este viernes y el lunes.

El trabajo destaca que "los pacientes con control insuficiente de la enfermedad (56%) están significativamente más preocupados por el coste de su tratamiento que los que están bien controlados (44%)", ha señalado el líder del trabajo, Pablo Rubinstein.

Los dos grandes grupos de medicamentos indicados para el asma son los antiinflamatorios y los broncodilatadores (administrados de forma inhalada).

El 49% de los pacientes asmáticos estudiados usa inhaladores desde hace más de 10 años (el 17% entre 5-10 años y el 25% entre 1-5 años) y la media de diagnóstico de asma registrada es de 15 años, y del total de asmáticos estudiados, un 60% padece asma intermitente.

El líder del trabajo ha advertido de que las situaciones económicas personales complicadas de los pacientes "pueden desencadenar en un peor control del asma en España, motivando mayor número de visitas a los Servicios de Urgencia y más hospitalizaciones".

Y en esta línea, "prescindir del tratamiento es una opción muy arriesgada", porque si los pacientes abandonan los medicamentos y dejan de estar controlados esto puede conllevar más agudizaciones y más graves.

Los resultados obtenidos también indican que, en el último año, el 32% encontró dificultades para que en el CAP le recetaran la medicación prescrita por su médico de la sanidad privada.

En un 16,3% de estos casos se le ha acabado cambiando al paciente el tratamiento para el asma indicado por su médico de la sanidad privada, ha señalado Rubinstein.