Actualizado 17/05/2007 14:02:43 +00:00 CET

El 33 por ciento de los enfermeros españoles ha sufrido una agresión física o verbal en los últimos 12 meses

PAMPLONA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El 29,3 por ciento de los 240.000 enfermeros españoles ha sufrido una agresión verbal en los últimos 12 meses y otro 3,7 por ciento o 3.000 profesionales han sido atacados físicamente, según un estudio que presentó la Organización Colegial de Enfermería con motivo de unas jornadas sobre la violencia en el sector sanitario celebradas hoy en Pamplona.

Pilar Fernández, vicepresidenta de la citada Organización y directora de la escuela de Ciencias de la Salud, afirmó que los enfermeros están constatando un incremento de las agresiones en los últimos años, en los que la violencia ha pasado de ser "anecdótica" a convertirse "en un problema verdaderamente preocupante", en número, frecuencia y gravedad.

Lo atribuyó a la sobrecarga asistencial y a la mayor exigencia de los pacientes. Fernández pidió a la Administración que mejore la atención, incrementando el número de profesionales, y que incida en la seguridad y en la sensibilización, porque las agresiones no son admisibles.

Al respecto, el colectivo demandó la puesta en marcha de planes de prevención, una ley estatal que les proteja, protocolos y garantía de asesoramiento jurídico. Consideran que están "desamparados por las instituciones".

La encuesta se realizó a 600 enfermeras en todo España y, según el colegio, el margen de error es del 4 por ciento, con un nivel de confianza del 95,5 por ciento. Según el estudio, los responsables de las agresiones son familiares y acompañantes de enfermos en casi un 50 por ciento y los pacientes tienen un peso del 47,3 por ciento.

El 41 por ciento de las agresiones se deben a la "frustración" de no ver satisfechas sus expectativas en cuanto a tiempos de atención y pruebas diagnósticas; un 27 por ciento, a causa del desacuerdo en valoraciones y diagnóstico; y un 12 por ciento, por la no aceptación de demandas específicas.

Los servicios de urgencias hospitalarias son los que mayor riesgo suponen (51 por ciento de los incidentes), seguido de centros de atención primaria (33,5) y plantas de hospitalización (15 por ciento). Según el Consejo, sólo el 5 por ciento de los enfermeros golpeados presenta denuncia. Y son estos profesionales los que sufren el 75 por ciento de las agresiones que se producen en el sector sanitario.

Fernández manifestó que el colectivo está "tremendamente preocupado" y "muy desprotegido" y señaló que si la Administración no adopta medidas, el Colegio comenzará a presionar. Las jornadas, con 400 asistentes de todo España, tratan de concienciar a profesionales, jueces y Administración.

Sobre los factores que pueden influir en el incremento de agresiones, la vicepresidenta de la Organización Colegial de Enfermería reconoció que hay personas "conflictivas" pero también apreció que los pacientes son "muy exigentes y quieren rapidez en la gestión". Otros ciudadanos exigen "fraudulentamente" recetas, bajas laborales, algún tipo de tratamientos y otros no ven satisfechas sus expectativas sobre la atención.

También apuntó como causa la falta de comunicación - Andalucía ha creado la figura de una enfermera que informa a los pacientes de urgencia sobre las prioridades de la atención- o la mayor información de que disponen los pacientes, a través de internet, por ejemplo.

También influye la "saturación de los servicios de urgencias", en con mayor peso de agresiones. "Los pacientes acuden con problemas que podrían resolverse en atención primaria. No hay profesionales suficientes y están insatisfechos, caso de Navarra. Todo el mundo tiene derechos pero casi nadie obligaciones", comentó Fernández, quien, por este motivo, destacó la importancia de la sensibilización.

Según defendió, las agresiones a profesionales se están incrementado "porque es un reflejo de lo que ocurre en la sociedad, que está crispada". "Hay violencia en la sociedad y repercute en los sectores más vulnerables, como es la salud o la educación. Parece inverosímil que en un sector en el que estamos para ayudar a las personas, que damos lo mejor de nuestras vidas y les ciudadanos, nos veamos en situaciones complicadas".

SITUACIÓN DE NAVARRA

Según informaron desde el Consejo, en Navarra se producen menos agresiones que en otras regiones de España y en ello puede influir el hecho de que trabajen 883 enfermeras por cada 100.000 habitantes, frente a los 500 de Madrid, 410 de Andalucía o 320 de Murcia.

El presidente del Colegio de Enfermería de Navarra, Pablo de Miguel, destacó que se ha creado un grupo de estudio en la Comunidad foral para estudiar el fenómeno y promover medidas. De Miguel comentó que la inmigración, con el incremento de cartillas que conlleva, ha incrementado el trabajo de los profesionales.