El 31,4% de las parejas que se someten a métodos naturales de fertilidad logra un embarazo, según un estudio

Actualizado 18/01/2007 13:27:04 CET

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 31,41 por ciento de las parejas que se sometieron a los métodos naturales de regulación de la fertilidad lograron un embarazo, según un estudio realizado durante 11 meses en la Consulta de Fertilidad del Hospital de la Paz. A su "alta eficacia" en el logro directo de embarazos, se une no sólo su "bajo coste" sino también "la gran satisfacción" de las personas que acuden a esta consulta, según explicó la responsable de este estudio, la matrona y antropóloga Isabel Valdés de la Colina.

La experta indicó, en entrevista a Europa Press, que de un total de 69 casos, registrados en su consulta entre mayo de 2005 y marzo de 2006, se lograron 22 embarazos a través de métodos como el Billings y el Sintotérmico en los que se enseña a la pareja a reconocer los días de máxima fertilidad.

Según explicó, en el método Billings se determina las fases de fertilidad o infertilidad de la mujer a través de su secreción vaginal --patrón mucoso cervical--, mientras que en el Sintotérmico este dato se consigue a través del aumento de la temperatura del cuerpo que se produce después de la ovulación --temperatura basal corporal--.

La también profesora de Salud Materno-Infantil en la Universidad Alfonso X El Sabio detalló que en "casi" todos los casos en los que se logró un embarazo, la mujer sufría de subfertilidad, es decir, baja fertilidad. La subfertilidad, aclaró, es un problema "muy frecuente" en las mujeres hoy en día debido, primero, a que "muchas de ellas han tomado anticonceptivos y eso les ha provocado una baja función ovárica" y, segundo lugar, por el ritmo de vida.

BAJO COSTE Y GRAN SATISFACCIÓN

Por otra parte, señaló que estas técnicas naturales de regulación de la fertilidad tienen un coste "muy bajo" porque el estudio, que es prácticamente la consulta, ronda los 30 euros por embarazo, mientras que una inseminación artificial puede costar 3.000 euros y una fecundación 'in vitro' (FIVET) ronda los 6.000.

De la Colina, que lleva 15 años trabajando en esta especialidad, afirmó que estos métodos, además, generan "mucha satisfacción" en las parejas porque a "la gente le encanta conocerse" y en la mayoría de la casos "se quedan gratamente asombrados". "También nosotros estamos sorprendidos por los índices de eficacia", añadió.

"PERFIL VARIADO"

Por otra parte, comentó que el perfil de los pacientes que acuden a los métodos naturales de fertilidad es "muy variado" y, en general, vienen derivados por los Centros de Atención Primaria "sin ningún estudio y sin patología". Según indicó, a lo largo del estudio se descubre la patología o se consigue un embarazo.

En esta línea, precisó que pueden ser mujeres que, por su edad o por tener ya un hijo, no entran en los programas de Fertilidad Asistida de la Sanidad Pública o parejas 'sero discordantes', es decir, que uno de ellos tiene sida pero se encuentra con la carga viral indetectable y se le puede recomendar un coito dirigido en los días fértiles.

También indicó que acuden pacientes diabéticas, que si bien no tienen problemas de fertilidad, les cuesta quedarse embarazadas; mujeres que están con inductores de ovulación y mujeres que están en lista de espera de Consultas de Esterilidad.