300.000 españoles pidieron ayuda en enero en centros de salud para dejar de fumar

Actualizado 30/01/2006 19:02:00 CET
-

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 300.000 fumadores pidieron ayuda durante el mes de enero en los centros de salud de toda España, según una encuesta de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) realizada en 54 centros.

Concretamente, en la tercera semana del año solicitaron ayuda para dejar de fumar una media de 1,8 personas por médico de familia y semana, es decir, unas 55.000 personas iniciaron terapia para abandonar el tabaco. Se calcula que el 30 por ciento continuará en abstinencia al cabo de un año.

El vicepresidente de la semFYC, el doctor Asensio López, dijo que la cifra de 55.000 personas supone un 50 por ciento de personas más que en la misma semana del mes de diciembre. "Después de los 10 primeros días del año, momento álgido en el que se toma la decisión de dejar de fumar, muchas personas pasado este tiempo se siguen planteando abandonar el tabaco", resaltó el especialista.

López explicó a Europa Press que sólo uno de cada 4 ó 5 fumadores que quiere abandonar el hábito pide ayuda en su centro de salud y que el resto lo deja por su cuenta. Por ello, se estima que durante este mes entre 1,2 y 1,5 millones de españoles están intentando dejar de fumar.

El porcentaje de éxito varía mucho según el método utilizado. Así, el doctor López comentó que la tasa de éxito entre los que lo dejan por una decisión espontánea ronda el 2-3 por ciento, se eleva al 10 por ciento entre los que han recibido un consejo médico y alcanza el 30 por ciento en el caso de quienes siguen un tratamiento reglado desde un centro de salud.

Según este experto, hasta ahora no había en España conciencia de que se podía acudir a un especialista para dejar el tabaco, y que ésta era una decisión que se improvisaba y cada cual asumía por su cuenta. "Hasta ahora no había oferta de tratamientos de deshabituación. Esto ha cambiado y la gente percibe que puede pedir ayuda", subrayó.

La semFyC, que representa a más de 18.500 médicos de Atención Primaria, considera que el impacto de la nueva Ley frente al Tabaquismo ha sido "muy favorable" para fortalecer la decisión de abandono del tabaco en centenares de miles de fumadores. Prepararse un plan y marcarse un día D a partir del cual no probar ni cigarros aislados ni siquiera caladas son medidas que los médicos de familia consideran imprescindibles para iniciar un tratamiento de deshabituación.

Para lograr un mayor control del tabaquismo, la semFYC propone un abaratamiento de los costes de los medicamentos para superar la adicción. El doctor Francisco Camarelles, coordinador del Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de semFYC, consideró "inaceptable desde una perspectiva de salud pública" que el precio de venta al público de estos medicamentos ascienda a unos 150 euros. Por ese motivo, esta sociedad científica propone la incorporación durante 2006 de criterios progresivos para la financiación de los tratamientos de deshabituación, en especial para aquellas personas especialmente desfavorecidas.