Publicado 06/08/2020 19:15:38 +02:00CET

2.747 personas están ingresadas en hospitales por COVID-19, 292 en UCI

Acceso a la UCI en un hospital de Almería
Acceso a la UCI en un hospital de Almería - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha informado de que hasta 2.747 personas están ingresadas actualmente en hospitales españoles por COVID-19, 292 de ellas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), según datos facilitados por las comunidades autónomas al Ministerio de Sanidad.

En rueda de prensa este jueves, Simón ha realizado una valoración de la situación asistencial y epidemiológica de España contra el COVID-19 en estos momentos. "Tenemos una capacidad de detección muy alta viendo el número de asintomátios que detectamos. Y la letalidad también está en unos niveles muy bajos, por debajo el 1 por ciento", ha valorado, añadiendo que en la última semana se han detectado 222 casos importados, "un número realmente muy pequeño con respecto al total".

El experto del Ministerio ha anunciado que en los últimos siete días un total de 106 sanitarios han iniciado síntomas de COVID-19, mientras que desde el comienzo de la desescalada esa cifra se eleva a 3.377. El 50 por ciento pertenece a centro sanitarios, el 40 por ciento a sociosanitarios y al 10 por ciento en otro tipo de centros. Sin embargo, Simón ha puntualizado que solo el 20 por ciento de los positivos en sanitarios se han originado en centros sanitarios, y un 23 en sociosanitarios, como residencias.

El porcentaje de asintomáticos en la última semana ha sido de alrededor del 50 por ciento, según Simón. Sin embargo, ha apuntado que existe una "variabilidad importante" entre CCAA, desde el 15 por ciento de Madrid hasta más del 80 por ciento en País Vasco. "La mayor parte se encuentra entre el 50 y el 60 por ciento. En alguna se ha producido una bajada del porcentaje de asintomáticos. Todavía no es grave pero hay que tener cuidado", ha advertido.

El epidemiólogo ha sostenido que la edad media de los casos sigue bajando, y que esta es una de las razones por las que pese a que algún hospital "está incrementando los ingresos, ninguno está en riesgo de colapso". "Para nada", ha apostillado. Así, la edad media de positivos se sitúa en 40 años en hombres y 43 en mujeres en el cómputo global de la pandemia, mientras que baja de los 40 años si se analizan únicamente las últimas semanas.

"AUMENTO PROGRESIVO" DEL NÚMERO DE CASOS

Simón ha reconocido un "aumento progresivo" del número de casos sospechosos, pero ha matizado que "es lógico a medida que se identifican más brotes". De acuerdo con las cifras que ha expuesto en rueda de prensa, hace cuatro semanas se identifican 55.000 sospechosos semanales, la semana pasada 75.000 y esta 81.906. De todos ellos, se hace una prueba PCR a más del 93 por ciento.

En cuanto a los 22 fallecidos en la última semana, ha informado de que la edad mediana es de 83 años. "Eso no implica que no tengamos casos de personas más jóvenes, como algunos en los 50 o en los 60. Cualquier persona de cualquier edad puede estar afectada, en todas las edades hay contagiados y fallecidos. Tenemos que tener mucho cuidado no solo con los vulnerables sino también con los jóvenes, les puede producir cuadros graves", ha advertido.

Por último, Simón ha pormenorizado que el 7 por ciento de las PCR dan positivo, "frente a un dos por ciento a principios de julio". "En Aragón ha pasado del tres por ciento de hace un mes a alrededor del 20 por ciento en las últimas semanas. Es esperable sobre todo por el nivel de transmisión en Zaragoza. En Madrid ha pasado del 1,5 por ciento a principios de julio al 6-10 por ciento en la última semana. Todo esto se debe a la mayor movilidad con las vacaciones y sin restricciones de movilidad. Era esperable que tuviéramos estos incrementos", ha concluido.