El 15% de los pacientes con depresión empeora con el tratamiento

Actualizado 12/12/2011 15:03:30 CET
- Reuters

MADRID, 12 Dic. (Reuters/EP) -

Cerca del 15 por ciento de los pacientes tratados por depresión con algunos fármacos podrían evolucionar peor que aquellos que reciben placebo. Así lo advierte un trabajo desarrollado por investigadores de la Yale University School of Health, en Estados Unidos, publicado 'Archives of General Psychiatry'.

Según la principal investigadora del trabajo, Ralitza Gueorguieva, de la Yale University School of Health, estos descubrimientos destacan la importancia de identificar rápidamente cómo responden los pacientes a ciertos fármacos. "Identificar las variables asociadas con una respuesta es una cuestión muy importante que no hemos valorado lo suficiente", asevera.

Los autores combinaron datos de siete estudios que dividieron a sus pacientes en dos grupos, proporcionando a uno de ellos el antidepresivo 'Cymbalta' (duloxetina), de Eli Lilly, o una píldora de placebo durante dos meses. En total, en este ensayo participaron unas 2.500 personas con depresión mayor.

Los pacientes que tomaron placebo tendieron a presentar pequeños pero graduales mejoras en sus síntomas de depresión. Sin embargo, aquellos que tomaron 'Cymbalta' u otros antidepresivos se englobaron en una de estas dos categorías: la mayoría experimentaba mejoras profundas y sostenidas en sus síntomas de depresión, pero un considerable grupo parece que no consiguió ninguna mejoría.

Los investigadores descubrieron que los síntomas de los pacientes durante los primeros meses de toma de antidepresivos les diferencia entre "respondedores", que conseguían estar cada vez mejor, y los "no respondedores", que no mejoraron con el tratamiento, pero podrían haber sufrido sus efectos secundarios.

Cerca de cuatro de cada cinco de pacientes eran "respondedores" a todos los antidepresivos. Con 'Cymbalta', cerca del 84 por ciento de los pacientes mejoró, pero no el 16 por ciento. Los "respondedores" experimentaron mejoras significativamente mayores en sus síntomas de depresión que los pacientes que tomaron placebo.

Sin embargo, los no respondedores empeoraron, en realidad. Efectos secundarios de estos fármacos, como los problemas estomacales o los problemas para dormir, podrían explicar los peores síntomas que se observaron en los pacientes "no respondedores", en comparación con aquellos que tomaron placebo.