Detectar de forma precoz su alteraciones en el desarrollo

¿Qué es la visión binocular?

Visión binocular, vista, ojos
GETTY//IMASLEV
Publicado 10/07/2015 6:59:32CET

   MADRID, 10 Jul. (INFOSALUS) -

   La visión binocular o visión estereoscópica es la capacidad que tiene el ser humano para integrar dos imágenes en una sola. El cerebro percibe las señales luminosas que provienen de ambos ojos a través de los impulsos nerviosos. Una vez dentro, se fusionan y se interpretan, enviando una respuesta única y en tres dimensiones.

   El funcionamiento adecuado de la visión binocular depende de factores como la anatomía del aparato visual, el sistema motor que coordina el movimiento de los ojos y el sistema sensorial a través del que el cerebro recibe e integra las dos percepciones monoculares.

   Según explican a Infosalus los doctores Enrique Bueso y Mercedes Serrador, del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Clínico San Carlos de la Comunidad de Madrid, la presencia de anomalías en cualquiera de estos sistemas puede afectar la visión binocular e inclusive, hacerla imposible. Por lo tanto habría que investigar las tres partes del sistema a la hora de considerar las dificultades binoculares de cada paciente en particular.

   En el ser humano, la binocularidad es la situación normal, y según apuntan Bueso y Serrador exige de varios requisitos:

   * Los dos ojos tienen que estar centrados en un mismo lugar. Eso quiere decir que tienen que mirar al mismo objeto. Cuando esto no ocurre tenemos un estrabismo. Esta coordinación entre un ojo y otro tiene que ser estricta. El centro del campo visual de un ojo tiene que coincidir exactamente con el centro del otro ojo. Así, cuando movemos los dos ojos con la mirada, sus ejes tienen una trayectoria convergente en el objeto que fijan: una línea que va desde el centro de la retina, pasa por el centro de la córnea y llega al objeto. En el objeto se unen cada uno de los dos ejes.

   * El cerebro tiene que haber "aprendido" a ver con los dos ojos. De las dos teóricas imágenes que vienen de cada ojo, el cerebro consigue "crear" una que es una mezcla de las dos.

   * Necesitamos tener una buena visión por los dos ojos. Si un ojo no ve nada, aunque todos los demás requisitos se cumplan, no es posible que tengamos visión binocular. Una visión reducida de uno o de ambos ojos puede reducir la binocularidad.

ALTERACIONES BINOCULARES MÁS FRECUENTES

   Es fundamental la detección precoz de las alteraciones binoculares y su tratamiento difiere según la causa que lo ha originado, así pueden emplearse desde técnicas de terapia visual, hasta oclusiones oculares y cirugía. Las alteraciones binoculares más frecuentes son:

   * Insuficiencia de convergencia: Es una anomalía sensorial y neuromuscular de la visión binocular que se caracteriza por una dificultad para mantener la convergencia durante la lectura. Su prevalencia se encuentra entre el 3-5% de la población y mejora entre el 85-95% de los casos con terapia visual.

   * Exceso de convergencia: Esta disfunción se caracteriza por una hiperactuación de los músculos rectos internos oculares, de modo, que se produce una hiperconvergencia que redunda finalmente, en una sobrecarga muscular cuando se lleva a cabo tareas en visión próxima. Su prevalencia se encuentra entre el 4-6% de la población y mejora entre el 65-75% de los casos con terapia visual y/o lentes.

   * Insuficiencia de divergencia: Esta disfunción es similar al exceso de convergencia, salvo que el trastorno afecta principalmente a la visión lejana. En ciertos casos, el ojo se puede desviar hacia adentro. Su prevalencia es variable y el tratamiento requiere terapia visual.

   * Exceso de divergencia: Esta disfunción es similar a la insuficiencia de convergencia, salvo que el trastorno afecta principalmente a la visión lejana. En ciertos casos, el ojo se puede desviar hacia afuera. Con una prevalencia variable, mejora en el 71% de los casos con terapia visual.

   * Exoforia o endoforia básica: En este caso, el trastorno sensorial y neuromuscular afecta a todas las distancias. Su prevalencia es variable y su pronóstico de moderado a bueno.

EL ESTRABISMO, UNA ENFERMEDAD PEDIÁTRICA

   Cuando hay un defecto en la alineación de ambos ojos durante el período vulnerable de desarrollo humano se produce una heterotropía. Como consecuencia de esta alteración de la visión binocular durante el período vulnerable se produce el estrabismo.

   En los niños estrábicos la visión binocular no es posible ya que cada ojo se dirige en el espacio hacia objetos diferentes. Cuando uno de los ojos se desvía el cerebro recibe dos imágenes incompatibles, imposibles de fusionar e intolerables para un adulto.

   En el niño, dada la inmadurez y precariedad del sistema, resulta fácil que el cerebro pueda ignorar la imagen recibida por el ojo desviado y preste atención al ojo no desviado o al que vea mejor.

   Así, el cerebro prescinde de una de las imágenes al suprimir la visión de uno de los dos ojos, generalmente el más desfavorecido. Al desaparecer de este modo la visión conjunta y coordinada de ambos ojos, se manifiesta el estrabismo.

   Si el estrabismo no se tiene en cuenta de forma precoz en la infancia puede desembocar en una percepción espacial dificultosa y pérdida de agudeza visual en un ojo, una afección que será más grave cuanto antes aparezca o cuanto más tiempo permanezca sin tratar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter