Contador

El virus Zika puede causar daño severo en la retina de los bebés

Niño con microcefalia por zika
WHO/PAHO
Publicado 14/11/2016 8:48:33CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

En un estudio publicado en la edición digital de 'JAMA Ophthalmology', el profesor Rubens Belfort, de la Universidad Federal de Sao Paulo, en Brasil, y sus colegas examinaron las capas retinianas afectadas en niños con síndrome congénito de Zika y anomalías en la retina asociadas utilizando Tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés).

El estudio incluyó a ocho lactantes de entre tres y 5,1 meses con síndrome congénito de Zika (CZS, por sus siglas en inglés), el término creado para una variedad de anomalías asociadas con la infección intrauterina del virus Zika.

Se obtuvieron imágenes tomográficas de coherencia óptica (una herramienta de diagnóstico por imágenes no invasiva que proporciona imágenes retinianas transversales) de los ojos afectados de siete niños con CZS que habían sido sometidos a exámenes oftalmológicos previos el 17 de marzo de 2016 y en un niño el 1 de enero de 2016.

Se realizó un ensayo inmunoabsorbente de captura de anticuerpos IgM para el virus Zika en las muestras de líquido cefalorraquídeo de siete de los ocho lactantes y se descartaron otras infecciones congénitas. Entre los ocho lactantes incluidos en el estudio, siete que se sometieron a análisis de líquido cefalorraquídeo para el virus Zika presentaron hallazgos positivos para los anticuerpos IgM.

Once de los 16 ojos (69 por ciento) de los ocho lactantes presentaron alteraciones retinianas y en nueve de ellos se obtuvieron imágenes OCT (82 por ciento), que también se realizaron en uno ojo no afectado. Los principales hallazgos de la OCT incluyeron anormalidades del adelgazamiento retiniano neurosensorial severo con interrupción de la zona elipsoide asociada con el adelgazamiento coroideo y una hiperreflectividad subyacente al epitelio pigmentario retiniano atrófico.

"El uso de la tecnología OCT en esta serie de casos mostró una severa afectación de la retina neurosensorial, incluyendo las capas internas y externas, y la coroides. Aunque estos hallazgos proporcionan información importante sobre esta enfermedad devastadora, no son exclusivos de CZS y por lo tanto, la OCT no puede usarse para diferenciar CZS de otras patologías retinianas", explican los autores.

"Sin embargo, los hallazgos de OCT identificados en este trabajo confirman la participación primaria de la retina en los niños con CZS. Indican una deficiencia visual grave en los recién nacidos, pero otros estudios deben confirmar la exactitud esta declaración, correlacionando los hallazgos con la función visual en el futuro", concluyen los autores.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter