El verano aumenta el peligro de que los menores adquieran adicción tecnológica

Internet
PIXABAY - Archivo
Publicado 07/08/2018 10:41:48CET

MÁLAGA, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director del Área de Nueva Adicciones de la clínica malagueña de tratamiento de adicciones Triora MonteAlminara, Antonio Soto, ha advertido del peligro de que menores y jóvenes adquieran malos hábitos e incluso padezcan problemas de adicción por el mayor uso de videojuegos y dispositivos tecnológicos durante el verano debido a la disposición de mayor tiempo libre.

Así, es mayor el tiempo para el acceso a nuevas tecnologías como móviles, videojuegos y redes sociales, y también "una menor vigilancia y control por parte de los padres, que suelen ser más permisivos en esta época".

Soto, que es psicólogo y autor del libro 'Las nuevas adicciones. ¿Qué son? ¿Cómo afrontarlas?' ha aconsejado a los padres que programen un horario de uso de juegos y dispositivos en función de la edad de sus hijos y que utilicen aplicaciones de seguridad y protección como cortafuegos y control parental.

También ha solicitado a los progenitores que fomenten actividades de ocio y actividad física al aire libre para evitar que los videojuegos y los dispositivos electrónicos "sean la forma habitual de ocupar el tiempo libre".

Este experto ha indicado que el problema toma más relevancia "cuanto menores son los niños y niñas pues son más vulnerables a contenidos inadecuados y a adquirir hábitos poco saludables que pueden derivar en trastornos de sueño y problemas sociales, entre otros".

Según los datos de la última Encuesta sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias en España" (ESTUDES 2016-2017), publicada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, en torno al 21 por ciento de los estudiantes entre 14 y 18 años ya tiene un "uso compulsivo de Internet" y el 6,4 por ciento realiza apuestas y consume juegos de azar online. En ambos casos, según el psicólogo, "aún sin ser una adicción consolidada, refleja una realidad muy preocupante de cara a un futuro inmediato".

SEÑALES DE ALERTA

Soto ha recomendado a los padres que estén atentos para detectar en sus hijos señales de peligro como cambios significativos en los hábitos cotidianos referidos a sueño, alimentación o excesivo sedentarismo.

Otras señales de alerta ha señalado que queden ser comportamientos de aislamiento, pérdida de interés por otras actividades o frecuentes variaciones en el estado de ánimo, especialmente si se acompañan de reacciones bruscas o incluso agresivas al ponerles límites en el uso de móviles o videojuegos, por ejemplo.

El psicólogo ha aconsejado a los padres que soliciten asistencia profesional para sus hijos cuando empiecen a detectar los primeros síntomas de alteraciones y trastornos por un uso excesivo de dispositivos tecnológicos.

"No conviene esperar a que los casos se conviertan en graves para pedir orientación o ayuda terapéutica ya que la recuperación de los hábitos saludables, en las fases iniciales del problema, resulta mucho más sencilla, favorable y suele ser suficiente con un tratamiento ambulatorio y seguimiento familiar para reconducir el problema", ha señalado el terapeuta de la clínica de adicciones Triora.

No obstante, ha aclarado que cuando se tratan casos más avanzados, con jóvenes y adultos, también se consiguen buenos resultados "siempre que se aplique un tratamiento más completo, que a veces requiere un ingreso terapéutico, y que se sigan unas pautas de apoyo y control, imprescindibles para retomar una vida normalizada".

El Grupo Triora, con clínicas en España, en Alicante y Málaga, está especializado en el tratamiento y rehabilitación de personas con trastornos relacionados con el consumo de sustancias psicoactivas, como cocaína, cannabis, heroína, pastillas o alcohol, y con conductas patológicas como son las adicciones a las nuevas tecnologías (móviles, Internet y videojuegos) y al juego (ludopatía).