El 'vaping' ayuda incluso a los fumadores empedernidos a dejar el tabaco

Cigarrillo electrónico, vapeador, vapeando, e-cigar
PIXABAY - Archivo
Publicado 21/06/2018 7:20:43CET

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los cigarrillos electrónicos ('vaping') ayudan a las personas a dejar de fumar, incluso cuando no lo desean, según concluye una nueva investigación de la Universidad de East Anglia, en Norwich, Reino Unido. El estudio muestra que los fumadores que cambian al 'vaping' pueden ser más capaces de mantenerse libres de humo a largo plazo.

Y que incluso las personas que no querían dejar de fumar, finalmente se dieron por vencidas porque encontraron que el 'vaping' era más agradable. La investigadora principal, la doctora Caitlin Notley, de la Escuela de Medicina de Norwich de la UEA, señala: "Los cigarrillos electrónicos son al menos un 95 por ciento menos dañinos que el tabaquismo, y ahora son la ayuda más popular para dejar de fumar en Reino Unido".

"Sin embargo, la idea de usar cigarrillos electrónicos para dejar de fumar, y particularmente el uso a largo plazo, sigue siendo controvertida. Queríamos saber cómo consumen las personas los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar, y si el 'vaping' es compatible con la abstinencia del hábito de fumar a largo plazo", relata.

El equipo de investigación llevó a cabo entrevistas en profundidad con 40 consumidores de cigarrillos electrónicos. Les preguntaron sobre su historial de tabaquismo y sus intentos previos de dejar de fumar y sobre cómo comenzaron a 'vapear', cómo preparan sus cigarrillos electrónicos, si preferían los sabores y la fuerza, y si habían cambiado al 'vaping' en un intento por dejar de fumar.

PUEDE APOYAR LA ABSTINENCIA DE TABACO A LARGO PLAZO

También les preguntaron sobre situaciones y experiencias que los hicieron recaer en el tabaquismo. "Descubrimos que el 'vapeo' puede apoyar la abstinencia de tabaco a largo plazo --afirma Notley--. No solo sustituye muchos de los elementos físicos, psicológicos, sociales y culturales del tabaquismo, sino que es placentero en sí mismo, además de conveniente y más barato que fumar".

"Nuestro grupo de estudio también se sintió mejor en sí mismo: los participantes notaron una mejor función respiratoria, sentido del gusto y del olfato. Pero lo realmente interesante que descubrimos es que el 'vaping' también puede alentar a las personas que ni siquiera quieren dejar de fumar, para finalmente dejarlo", resalta este experto.

Aunque la mayoría del grupo de muestra informó una larga historia de tabaquismo y múltiples intentos previos de abandono, una minoría (17 por ciento) dijo que disfrutaba de fumar y que nunca había intentado seriamente dejarlo. "Estos fueron nuestros exfumadores accidentales --apunta Notley--. No tenían la intención de dejar de fumar y habían intentado 'vapear' por capricho, o porque se lo habían ofrecido amigos. Luego les gustó, y solo entonces lo vieron como un sustituto potencial al tabaco".

"Mucha gente habló sobre cómo veían que el 'vapeo' era un enfoque sin presión para dejar de fumar", agrega. Mientras que la mayoría del grupo cambió rápidamente y completamente de fumar a 'vapear', algunos se encontraron consumiendo cigarrillos y 'vapeando', y luego cambiándose a dejar de fumar. "Descubrimos que las personas recaían de vez en cuando con un cigarrillo, principalmente por motivos sociales o emocionales, pero esto no conducía necesariamente a una recaída completa. Este estudio sugiere que el 'vapeo' es un sustituto viable a largo plazo del tabaquismo, con implicaciones sustanciales para la reducción del daño del tabaco", plantea.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.